Universidad Nacional de Educación a Distancia » LAUNIVERSIDAD » Facultades y Escuelas » Facultad de Psicología » Personal Docente » Ricardo Pellón Suárez de Puga » Laboratorios de Conducta Animal
Search
UNED Inicio
Ricardo Pellón

 


 

Bienvenido a los Laboratorios de Conducta Animal del Departamento de Psicología Básica I de la UNED, dedicados al Aprendizaje y al Análisis de la Conducta Animal.

En los Laboratorios de Conducta Animal del Departamento de Psicología Básica I, bajo la dirección del profesor Ricardo Pellón Suárez de Puga, se trabaja principalmente en modelos de conducta excesiva, en particular los fenómenos de conducta adjuntiva y de anorexia basada en actividad. Son modelos animales que reproducen en el laboratorio patrones de comportamiento exagerados que podrían estar a la base de rasgos impulsivos de conducta que medien el consumo abusivo de drogas, la conducta repetitiva de los trastornos obsesivos-compulsivos o cualquier otro patrón exagerado y disfuncional del comportamiento.

 

Se denomina conducta adjuntiva al comportamiento generado cuando se programan los reforzadores (premios) de forma intermitente (como es lo habitual en el medio natural), sin que se tenga que producir la conducta para conseguir algo, muy al contrario la conducta resulta aparentemente disfuncional y fisiológicamente desadaptada. El ejemplo mejor estudiado es la polidipsia inducida por programa utilizando ratas de laboratorio como sujetos experimentales. Los animales son ligeramente privados de comida y son expuestos a un programa intermitente de consecución de comida (presentación de una bolita de comida cada cierto intervalo de tiempo), en estas circunstancias beben mucho agua si tienen a su alcance una botella con agua, pero los animales no tienen sed ni tienen por qué beber para poder comer. Los mamíferos en general bebemos en asociación con la comida, la forma inusual de presentación de la misma hace que en el fenómeno de polidipsia inducida por programa se beba una pequeña cantidad de agua después de consumir cada bolita de comida, resultando en un consumo exagerado total. En nuestro laboratorio llevamos trabajando en este fenómeno desde hace aproximadamente 25 años y hemos determinado las variables ambientales y farmacológicas que influyen en el desarrollo del fenómeno. La cantidad de bebida adjuntiva se ve influida por variables relacionadas con la obtención del reforzador comida, como son su frecuencia de presentación, la cantidad de la misma o el nivel de hambre de los animales. También influye sobre el nivel de bebida el programar consecuencias ambientales contingentes a su realización, si dichas consecuencias son placenteras se incrementa la conducta, si son displacenteras se disminuye. Todo esto asemeja la conducta adjuntiva a patrones de conducta controlados por reforzadores distantes en el tiempo, y una hipótesis que estamos trabajando recientemente es la de que se tratase de una conducta mantenida por reforzamiento demorado y por procesos de encadenamiento de respuesta que conecten la conducta distal (la bebida) con reforzadores que ocurran alejados en el tiempo (la comida subsiguiente). Los datos farmacológicos vendrían a avalar esta propuesta teórica.

 

El fenómeno de anorexia basada en actividad se produce también en ratas de laboratorio cuando éstas son sometidas a restricción de comida (dieta) y a la posibilidad de ejercitarse en una rueda de actividad. La combinación de dieta y ejercicio hace que los animales dejen de comer y reduzcan peso rápidamente, asemejándose a la anorexia humana donde generalmente es suficiente la combinación de esos dos mismos factores. En nuestro laboratorio nos hemos centrado en caracterizar los determinantes de la carrera excesiva, por cuanto pudiera guardar parecido con los otros patrones exagerados de comportamiento estudiados bajo la etiqueta de conducta adjuntiva. Como en la conducta adjuntiva, en la anorexia por actividad los animales son privados de comida y sometidos a un programa intermitente de presentación de la misma, desarrollando en este caso una actividad exagerada que pudiese ser semejante a la bebida exagerada de las ratas en los experimentos de polidipsia inducida por programa. En ambos casos, la conducta es natural a situaciones de alimentación (los animales normalmente se desplazan para encontrar comida), pero la forma de ocurrencia de la comida hace que el patrón normal se exagere hasta resultar disfuncional y perjudicial para la salud del animal. Datos recientes obtenidos por nosotros avalan en parte esta hipótesis. También hemos aplicado el modelo de anorexia basada en actividad al estudio de efectos farmacológicos sobre la hiperactividad, como la administración perinatal de alcohol a madres gestantes o la aplicación de MDMA a ratas en un momento crítico de su desarrollo.

Protocolo ABA (anorexia basada en actividad)

SUJETOS EXPERIMENTALES


 

 

INSTALACIONES


  Estabularios y Salas de Trabajo

 


  Cajas de Skinner para roedores y palomas                              Cajas de actividad

 

CanalUNED

Caja de Skinner para Ratas

CanalUNED

Caja de Skinner para Palomas

CanalUNED

Rueda de Actividad


Puedes contactar con nosotros a través del Departamento de Psicología Básica I