Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
GUADALAJARA - 3 de julio

Modelos de envejecimiento

José Manuel Reales Avilés participa en el curso 'Psicología cognitiva del envejecimiento'


Debemos desechar el tópico de "se empieza a envejecer a partir de los sesenta". Si bien es verdad que hasta los 12 años vamos mejorando en nuestras capacidades y habilidades, a partir de esa edad los riesgos a envejecer y a fallecer se duplican cada ocho años.


Ancianos en el Parque de la Concordia, el más emblemático de Guadalajara

El envejecimiento o deterioro de nuestras capacidades, señala José Manuel Reales Avilés en nuestra conversación, pasa por distintas etapas de nuestra vida, afecta a nuestras habilidades visoespaciales, habilidad física, racionamiento y resolución de problemas, entre otros, haciéndose más patentes en términos grupales a partir de los 60-70 años.

En contra de lo que pudiera pensarse, existen otras capacidades que se mantienen o incluso mejoran con la edad, es lo que se conoce con el nombre de "inteligencia cristalizada", todo un tipo de habilidades que son resultados del aprendizaje, ejemplo de ello es la capacidad lingüística que, al ser una  habilidad aprendida, mejora en los ancianos con relación a los adultos, si bien matiza el profesor José Manuel Reales, siempre estamos hablando en términos grupales, no se puede individualizar diciendo "¡pues mi  madre o mi abuelo hablan peor con la edad!".

¿Por qué disminuyen nuestras capacidades? ¿Por qué los ancianos lo hacen peor? A través de modelos pueden encontrarse las causas o motivos que lo originan, mientras la micro estudiaría los procesos que fallan, la macro atiende a factores generales. El profesor Reales pone el ejemplo de la atención: "no es que los ancianos no puedan resolver determinadas tareas, sino que su capacidad de atención es menor".  Se produce un "enlentecimiento" con relación al adulto que se da en los procesos centrales (procesos de decisión, procesos de recuperación de la memoria, etc.)

Existen varias teorías hacía sobre el "enlentecimiento" de los ancianos: para Mackoon los ancianos tienen más afectados los procesos periféricos (sobre todo los perceptivos y motores) que los centrales, para este autor, los ancianos tienen unos criterios de respuesta más elevados que los adultos, se hacen "más conservadores" (más seguros para responder) tienen un criterio de respuesta muy alto. Debido a ello, señala el profesor Reales, los ancianos tienen un índice más elevado de accidentes, "un anciano tiene que estar mucho más seguro que un adulto, que el coche que va delante va frenar para que frenar él".

En cambio, para Cerella el envejecimiento afecta más a los procesos centrales que a los periféricos o el modelo de pérdida informativa, así el tiempo que una persona tarda en realizar una tarea depende de sus procesos o componentes y de la conexión entre las fases, el envejecimiento provoca peor rendimiento en el vínculo de las fases, debido a que el anciano introduce fase intermedias en los procesos.

Finalmente, José Manuel Reales, recalca que para estudiar el envejecimiento hay que plantear modelos y ponerlos a prueba y ver por qué se ven afectados, con el tiempo unos modelos van siendo superados y perfeccionados por otros nuevos, así en un futuro muy futuro podremos frenar el envejecimiento,  en la actualidad no hay atisbos, ya que recalca, el envejecimiento no se puede explicar a través de la biología sino a través de la evolución.

Pilar Herranz Cortijo


Laboratorio de Envejecimiento Soledad Ballesteros
   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  Guadalajara - La emoción en el envejecimiento
  Guadalajara - ¡...Y se levantó el telón!
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010