Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
GUADALAJARA - 15 de julio

Molina de Aragón: Excavaciones a la carta (II)

'Museo de Molina de Aragón' y 'Poblado celtíbero de la Peña Moñuz' en La Olmeda de Cobeta


Foso defensivo delante de la muralla de piedra que cubría las viviendas

"Estamos más que satisfechos", asegura muy sonriente Miguel Ángel García Valero, codirector del curso Arqueología en Guadalajara celebrado la semana pasada en Molina de Aragón. ¡Y no es para menos!, que 28 alumnos procedentes de distintas partes del territorio nacional decidieran venir a Molina -habiendo cursos similares en otras sedes- para realizar un curso centrado en la arqueología de Guadalajara sí que es un verdadero éxito. El hecho de que todos los alumnos hayan tenido que salir de casa durante tres días dio lugar a la unidad del alumnado y a la complicidad con el equipo docente.
Hileras de piedras para impedir el acceso de la caballería enemiga

Preguntado por los exitosos motivos, Miguel Ángel García Valero señala que "ha sido un curso muy completo en todos sus aspectos: académico, lúdico y por la imbricación entre alumnos y docentes". A la hora de programar el curso, señala que "se buscaron a las personas que mejor conocían las diferentes etapas del registro arqueológico de la provincia: docentes, profesionales e investigadores".

Para aderezar el guiso, añade que "la actividad académica se ha completado con las visitas in situ a los enclaves histórico-arqueológicos actualmente en proceso de excavación y estudio, todo lo cual contribuye a facilitar la comprensión por parte del alumnado del proceso de investigación histórico-arqueológica". Y, en este caso, la localización del curso en Molina de Aragón, que a priori podría parecer desaconsejable por la lejanía, ha supuesto todo lo contrario, un revulsivo, al encontrarnos en un contexto histórico que supone está rodeado de enclaves arqueológicos de primer orden.

El resultado, continuando con nuestra carta de alimentos, ha sido el siguiente: podemos decir que tanto el personal docente, como los alumnos y el personal de apoyo del Centro Asociado "¡han quedado muy satisfechos con la comida!".

4. Postres: El museo de Molina

El Museo Municipal de Molina de Aragón se encuentra ubicado en la planta baja del Real Convento de San Francisco, uno de los más antiguos de cuantos tuvo esta orden en la Península Ibérica. Fue fundado por la Infanta Doña Blanca, quinta Señora de Molina, a finales del siglo XIII. Los primeros franciscanos llegan a Molina en 1282 como consecuencia de que en el capítulo General de Narbona de 1260 se pensara en fundar un convento en la serranía dentro de la provincia de Aragón. Del convento primitivo sólo se conserva una ventana gótica, ya que fue reconstruido en el siglo XVIII con estilo neoclásico. El convento fue extinguido en 1835 y su rico archivo desapareció. Del pasado de este convento se sabe que, durante muchos siglos, fue la única escuela de latinidad y humanidades en la capital del Señorío.

Junto a la iglesia se erigió la capilla de la Orden Tercera de San Francisco para seglares, institución a la que pertenecían varones de la nobleza menor e hidalguía de la villa. Desgraciadamente, no se conserva ningún libro capitular de esta orden. Reconvertido en Museo Municipal, en la actualidad alberga una nueva sala dedicada a la arqueología con material cedido por el Museo de Guadalajara, que abarca desde el Paleolítico hasta la Baja Edad Media y parte de la colección contenida en el antiguo Museo de Arqueología Celtibérica. Además, el museo cuenta con una colección de Entomología y Paleontología.

El montaje museográfico tiene un carácter didáctico, dando importancia al contexto cultural de las piezas expuestas, cuyos materiales más valiosos son los referidos a la cultura celtibérica y los procedentes del yacimiento del 'Prao de los Judío's.

5. Café y copa

El poblado celtíbero de la Edad del Hierro de Peña Moñuz tiene una superficie de 3.690 metros cuadrados, su fecha de ocupación cronológicamente tiene dos fases: una primera en la Edad del Hierro (siglos IV-III antes de Cristo - por confirmar con exactitud mediante el carbono 14), y una segunda en la época altomedieval, visigoda o quizá emiral.

Las excavaciones sistemáticas se iniciaron en julio de 2006, el proyecto de investigación tiene entre sus objetivos: - Estudiar la interrelación hombre-medio natural a lo largo de toda la secuencia de poblamiento registrada en La Dehesa ; estudiar los efectos que ese poblamiento ha tenido en el entorno natural; estudiar las distintas formas de organización y explotación del espacio desde un punto de vista diacrónico; estudiar las formas de entender y conceptualizar el paisaje a lo largo de las distintas fases de poblamiento de la Dehesa.

Dentro de las áreas de investigación, explica Jesús Arenas, director de la excavación y ponente del curso, cuatro son las fundamentales:

El estudio etnográfico estudiaría las diferentes formas de aprovechamiento agropecuario de la Dehesa, los primeros resultados han dado lugar a una delimitación de los espacios productivos agrarios y ganaderos, registro de las técnicas de explotación ganadera, reconocimiento de una división "trifuncional" en el plano simbólico relacionado con tres ámbitos de la vida campesina (religioso, social y jurídico-económico) plasmada en el paisaje mediante árboles singulares.

El estudio arqueológico analizaría los sucesivos patrones de asentamiento y formas de vida registrados en la Dehesa a lo largo de toda su ocupación desde el Paleolítico superior hasta nuestros días. Diversas son las prospecciones: la prospección aleatoria del entorno de la Dehesa que hasta el momento ha detectado 14 yacimientos arqueológicos comprendidos entre el Paleolítico superior y la Época Medieval Islámica; la prospección intensiva del entorno de la Dehesa con objeto de registrar restos arqueológicos dispersos que nos puedan informar sobre áreas de actividad económica; la prospección sistemática del yacimiento celtíbero-romano de las Hortezuelas I; la prospección sistemática del alfar celtibérico de las Hortezuelas III; y la excavación del poblado de la Edad del Hierro de Peña Moñuz.

El estudio paleoambiental mediante muestreo polínico realizado en 2005 con muestras de polen actual como fósil dando como primeros resultados dentro del interior del poblado de la Edad de Hierro de un fuerte proceso de desforestación de origen antrópico relacionado con un aprovechamiento intensivo de tipo ganadero.

La Investigación documental cuyo objetivo es estudiar todas las fuentes escritas con el fin de recopilar datos sobre la evolución morfo-funcional de la Dehesa. De momento el material más antiguo que se ha localizado data de 1264.

Pilar Herranz Cortijo


Web Museo de Molina de Aragón
Web Ayuntamiento de Molina de Aragón
   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  Albacete - Presentación de la primera versión moderna del calco del Abrigo Grande de Minateda
  Gijón - Viaje a la época de los astures
  Viveiro - Artesanos por un día
  Guadalajara - Los pairones molineses
  Viveiro - En Viveiro se da en el blanco
   
  Fotos
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010