Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
GUADALAJARA - 16 de julio

Damas Mendoza, constructoras de la ciudad aristocrática

La profesora Esther Alegre en un momento de su ponencía

Esther Alegre Carvajal, profesora titular de la UNED y codirectora del curso Las claves de un renacimiento femenino: En busca de la ciudad de las damas, en su ponencia sobre Damas Mendoza, constructoras de la ciudad aristocrática nos ha mostrado cómo las mujeres de la Familia Mendoza, a través de sus casamientos, trasladaron los modelos de ciudad mendociana como era Guadalajara a las que serían sus nuevas moradas.
Presentación del curso a cargo de Ángel Villarino, director del Centro Asociado, con las dos directoras del curso: Amparo Serrano y Esther Alegre

Siguiendo los ideales filosóficos de la Familia Mendoza, construyeron las "ciudades mendocianas" típicas ciudades renacentistas a semejanza del Palacio del Infantado en las diferentes cortes nobiliarias a las que irían a morar por su casamiento.

La ciudad mendociana se va a caracterizar por la construcción de un palacio de nueva planta, plaza delantera con una muralla representativa y unos jardines, siguiendo los cánones desarrollados en el mencionado Palacio del Infantado, que constituirá la matriz de todas ellas.

Ejemplo ello serían:

Mencía de Mendoza, Hija del Marqués de Santillana, que en la corte de Burgos construyó la Casa del Cordón y la Capilla del Condestable para enterramietno de ella y de su esposo.

Guiomar de Mendoza, hija del segundo duque del Infantado. Una vez instalada en Béjar, transformó el castillo medieval en un suntuoso castillo-palacio, edificando también la finca denominada 'El Bosque', en una finca suburbana de características italianas.

Doña Ana de la Cerda, abuela de la conocida Princesa de Éboli. En Pastrana mandó construir a Alonso de Covarrubias la plaza con una muralla representativa.

Catalina de Velasco y Mendoza, hija de Mencía de Mendoza. En Peñaranda de Duero mandaó construir un magnifico palacio dentro de la arquitectura del "primer renacimiento mendociano", compuesto por el palacio, plaza delantera, muralla y puertas representativas.

Además de difundir las formas artísticas de la Familia Mendoza, estas mujeres poseían una formación cultural e intelectual muy elevada, formadas dentro del humanismo, prueba de ello fueron también las magníficas bibliotecas que llegaron a poseer, siendo habitual que entre sus ejemplares estuviera el libro de Cristina Pizán La ciudad de las damas, en el que aparece representado por primera vez el papel de la mujer como edificadora de la ciudad no sólo en el texto, sino también en las miniaturas que lo acompañan.

De ahí que la profesora Alegre Carvajal señalara que "posiblemente la acción desarrollada en las distintas edificaciones de sus urbes por parte de las Damas Mendoza hubiese podido estar inspirada en libro de Cristina Pizán".

Pilar Herranz Cortijo


   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  Guadalajara - El tenorio mendocino
  Guadalajara - Cruzar el charco por amor al arte
  Guadalajara - Su peso en miel
  Guadalajara - Antonio Herrera Casado nos aproxima a la figura de Martín Vázquez de Arce: El Doncel de Sigüenza
  Guadalajara - ...Al rico bizcocho borracho... ¡y son de Guadalajara!
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010