Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
SOTO DEL REAL - 18 de julio

¡Silencio, por favor! Vamos a escuchar música... en el Centro Penitenciario de Soto

La mitad de los internos baila mientras sus compañeros miran atentamente

"Para no perderme entre la masa... Para ser el primer universitario de mi familia... Para no convertirme en un animal aquí dentro..." Son las razones que mueven a los estudiantes internos de la UNED, participantes en el curso de verano, a matricularse en la universidad.


El grupo de estudiantes danza bajo las notas musicales que un interno ha confeccionado con cinta aislante negra para adornar el escenario

"Estudio porque me sirve para valorarme como persona, porque aquí uno se pierde entre la masa -1.900 internos-. Estudio para saber que soy yo, que puedo. Llamo por teléfono a mi madre desde el módulo y le digo: ¡mami, he aprobado en la UNED!".

Carmen acaba de superar el Curso de Acceso. Se va  a matricular en Turismo o en Trabajo Social.

"Cuando entré en prisión, lo que mis padres querían era que aprovechara el tiempo, y decidí ser el primer universitario de mi familia. Es muy duro estar aquí, porque pierdes algo de lo que no te das cuenta, algo como una tontuna o una nimiedad ahora lo valoras, como las cucharas, los tenedores, los vasos, que son todos de plástico".

Valentino de Cuñado García, estudiante de primero de Turismo.

"Estudio para no convertirme en un animal aquí dentro. Estudio Filología Inglesa. Mi madre es inglesa, yo soy bilingüe, pero soy licenciado en Filosofía. Estando aquí dentro el primer año lo pasé muy mal. Me puse a estudiar para tener contacto con el exterior y no perder la humanización. Eres un preso y acabas animalizándote. Los comentarios constantes son sobre delitos y drogas… temas apasionantes".

"La opción  de estudiar una carrera donde aprender cultura y tradición del mundo de donde viene mi madre me pareció bonito. Me hace crecer de manera interior, ya que tengo que estar aquí seis años".

Antonio Martín, 35 años, un hijo de 5. Estudiante de 2º de Filología Inglesa.

Leonor García


   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  El Barco de Ávila - El ruiseñor de El Barco
  Mérida - Música y teatro en las noches del verano emeritense
  El Barco de Ávila - Bienvenidos a la naturaleza
  Denia - Una sede universitaria implicada en la preservación de su patrimonio arquitectónico
  Vila-Real - Descubramos nuestros cuerpos
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010