Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
MÉRIDA - 15 de julio

'El software libre ayuda a racionalizar los servicios'

Rafael Pastor Vargas, director del curso 'Conocimiento y software libre: aspectos tecnológicos y sociales'


Rafael Pastor, director del curso

¿Por qué tengo que adquirir una máquina con un determinado sistema operativo y para hacer ciertas operaciones sólo puedo utilizar la que me impone una administración?
Rafael Pastor, en el curso sobre software libre

Ésta es la pregunta que se hicieron los ponentes y asistentes al curso Conocimiento y software libre: aspectos tecnológicos y sociales, que reunió la pasada semana en la UNED de Mérida a representantes de las Administraciones, de empresas y de la universidad, para debatir los distintos ámbitos de actuación del software libre.

"Esas cosas hay que evitarlas", responde Rafael Pastor Vargas, profesor de la UNED y director del curso, "es el primer paso y el fundamental, no por el hecho de utilizar software libre, sino por la racionalización de servicios, que haya libertad de capacidad de elección, que las reglas del juego sean claras, que haya estándares de funcionamiento en que todos puedan competir con la misma igualdad, no como ahora que hay unos núcleos que tienen una ventaja adquirida desde hace tiempo".

A la hora de hablar de ámbitos de actuación, para Pastor hay tres ejes fundamentales, "la Administración pública, las empresas y la universidad, aunque tiene muchas más repercusiones en otros ámbitos". Y a esos ámbitos se dedicó un día distinto del curso, a sus normas de uso y las experiencias de las empresas que tienen un modelo de negocio basado en el software libre. A un lado se dejó la parte tecnológica, "para presentar los aspectos éticos y sociales, que siempre se quedan al margen y que tienen que ver con la democracia que existe en las comunidades del software libre".

El director del curso destacó de forma especial un Sistema de Información Geográfica y el software libre puesto en práctica en la Comunidad valenciana, "en el sentido de desarrollar soluciones cartográficas para un ámbito de aplicación, que es muy extenso, mapas aéreos, no sólo para conducción, estudios de edificación en costas... Éste es un ejemplo claro de trabajo conjunto entre todas las Administraciones".

Extremadura y Andalucía tomaron hace ya tiempo la decisión política de invertir en este tipo de tecnología, y aprovechar las ventajas que tiene el desarrollo del software libre, "posibilidades de personalización, de llegar al ciudadano de una manera sencilla y directa, no estar atados a un control al que estamos sometidos por la administración pública sobre qué software podemos utilizar, en gestiones con firma electrónica, en resumen, se trata de definir unas reglas del juego para todo y, de manera especial, sobre ese control de gestión que nos hace falta".

Aunque habló de decisión política de las Comunidades que apostaron por él, Pastor se preguntó si el uso del software libre es una decisión o una necesidad, y su respuesta fue clara: "Una decisión necesaria".

El caso extremeño

La Junta de Extremadura ha tenido una participación extraordinaria en este curso, ya que el gobierno extremeño viene apostando desde hace años por la Sociedad de la Información y su Consejería de Economía, Comercio e Innovación ha sido pionera en el software libre, secundándola otros organismos públicos y privados del resto de España.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, asistió al acto de inauguración de los cursos y, en su intervención, señaló que Extremadura decidió no quedarse fuera de la revolución que significa internet y apostó por el software libre, "que representa un espíritu sin fronteras, sin exclusiones, un espíritu independiente y libre".

El proyecto, reconoció el presidente, no contó al principio con la comprensión de todo el mundo, pero poco a poco mucha gente se fue sumando. Así nació el GNULinex y las diferentes versiones que se han puesto en marcha para los ámbitos de la administración local o la educación, donde en Extremadura hay un ordenador para dos alumnos en cada colegio.

Ángel Briz


   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010