Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
PLASENCIA - 7 de julio

Las nueces son el segundo alimento con mayor contenido antioxidante en nuestra dieta

Ayudan a prevenir enfermedades coronarias, cáncer e incluso demencia


Los frutos secos siempre deben tomarse en crudo y con la piel

Jordi Salas, de la Universitat Rovira i Virgili de Reus, explicó el pasado jueves a los numerosos alumnos asistentes al curso sobre alimentos funcionales la importancia de los frutos secos en combinación con la dieta mediterránea. Según Salas, "existen múltiples estudios que han puesto de manifiesto los beneficios sobre la salud cardiovascular y los lípidos plasmáticos de los frutos secos, más consumidos en los países mediterráneos como ingredientes en postres, bebidas y como aperitivo tales como nueces, almendras, avellanas, etc.

Los frutos secos contienen muchas sustancias nutritivas valiosas para la salud: grasas insaturadas, proteínas, vegetales, fibra, vitaminas E, A y ácido fólico, compuestos antioxidantes y minerales como el calcio, potasio, magnesio, fósforo y zinc.

La nuez es un alimento básico antioxidante. Se distingue de los demás frutos secos por ser muy rica en grasas insaturadas tipo omega-6 y omega-3. Además, los antioxidantes que contienen se encuentran entre los más potentes del mundo vegetal. Hay que destacar que, de modo similar a los omega-3 del pescado, las nueces tienen importantes propiedades beneficiosas para la salud en general y el corazón en particular.

Las investigaciones respecto a los efectos de los frutos secos sobre la diabetes están empezando a dar resultados. "Estudios recientes han demostrado que aquellas mujeres que consumían frutos secos al menos cinco veces por semana presentaban un menor riesgo de diabetes tipo 2 comparado con aquéllas que nunca, o de manera ocasional, los tomaban. Por otra parte, Salas destacó que estudios realizados en grandes poblaciones no relacionan el consumo habitual de frutos secos con obesidad, parece ser que los individuos que habitualmente consume frutos secos son en general más delgados que los que no lo hacen.

Basta con tomar una ración al día de 25-30 gramos de este superalimento que es la nuez para poder disfrutar de una vida más saludable.

María Dolores Orantos Miguez


   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  Baza - Por una dieta funcional
  Plasencia - 'Conocemos sólo una pequeña parte de los efectos beneficiosos del aceite de oliva'
  Plasencia - No existen buenos o malos alimentos, sólo patrones de consumo adecuados
  Información General - Amor, Salud y Dinero
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010