Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2007

Galería de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Alcalá la Real
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Campo de Gibraltar
Cangas de Onís
Cantabria
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Mérida
Nador
Olvera
Plasencia
Pontevedra
Tenerife
Tortosa
Vila-Real
Viveiro
Edición 2008>> Noticia
PLASENCIA - 8 de julio

La mirada de la psicología hacia el cine es cada vez más frecuente

El NO-DO, medio propagandista de la España de la posguerra

El profesor  Andrés García inició en la tarde de ayer el seminario organizado por el Departamento de Psicología Básica I de la Facultad de Psicología de la UNED sobre Psicología y Cine: un cruce de miradas.

El momento actual es posiblemente el momento histórico en el que la ciencia psicológica  muestra más interés por el séptimo arte. Este interés no se circunscribe a ningún autor concreto ni paradigma alguno, aunque es cierto que existe una mayor vinculación con el psicoanálisis. La mirada del cine hacia la psicología se ha dirigido exclusivamente a la vertiente clínica de ésta, prestando mucha menos atención a la educativa, social, de investigación, etc. El porqué de esta conclusión es porque la psicoterapia se presta a más argumentos  de tipo dramático que son más del gusto de los guionistas, ya que lo que se busca es la realización de productos de mayor impacto.

En la segunda ponencia de la tarde, Bohórquez Zayas, investigador de la UNED, destacó "que el cine presenta una serie de motivaciones en su desarrollo, como puede ser el entretenimiento, la expresión artística, la crítica social, la información o la propaganda". Un papel principal, en este último tema, se le atribuye a Joseph Goebbels, filosofo e historiador alemán al mando del Ministerio de Propaganda alemán entre 1933 y1945. Goebbels proponía un cine principalmente realista, cuya intención no era tomar el poder a  través de él, sino, una vez que el poder se había conseguido, obtener el consentimiento de la población. El cine era una lugar para el entretenimiento, por lo que lo mejor era que la audiencia recibiera el contenido de la propaganda sin saberlo, mediante una exposición encubierta. La película El triunfo de la libertad (Leni Rfiefenstahl 1934) es un buen ejemplo de propaganda abierta. La película intenta desarrollar el mensaje de una nación al completo "despertando", utilizando para ello, de forma constante, la técnica del testimonio.

La política propagandista de la España de la posguerra no permaneció ajena a estas ideas e intentó, a su modo, influir en la opinión pública. El medio de difusión e influencia más extendido durante el periodo franquista fue el NO-DO. Este noticiario comenzó sus emisiones durante 1942, mostrándose cada proyección en el cine.

María Dolores Orantos Miguez

   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  El Barco de Ávila - El psicólogo José María Buceta nos sumerge en el mundo del 'coaching'
  Gijón - 'Ante una reacción extraña de un niño con autismo, no te entrometas'
  Pontevedra - 'El cine español de inmigración no tiene un final feliz'
  Tenerife - 'En la educación de intérpretes debe primar la formación de personas sanas'
  La Rioja - ¡Ay de aquel que no tiene por lo menos suficiente conocimiento de sí mismo!
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010