Grupos de Investigación » CONTROL NEUROHORMONAL DE LA CONDUCTA DE INGESTA

Presentación


El objetivo general del grupo de investigación es estudiar los mecanismos que se producen en el sistema nervioso durante el desarrollo y, en concreto, con el proyecto que tenemos financiado en la actualidad pretendemos estudiar los mecanismos moleculares, genéticos y conductuales que están participando en el desarrollo del circuito hipotalámico de la ingesta. Nuestro primer objetivo es conocer los daños que produce la desnutrición severa durante el desarrollo en la morfología de las estructuras hipotalámicas que participan en la nutrición así como en algunas conductas asociadas a este comportamiento.

La desnutrición es un problema de salud de orden mundial ya que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque se sabe que la desnutrición provoca efectos nocivos en el organismo, tales como retraso en el desarrollo y diversas enfermedades que pueden incluso ser mortales, sus efectos perniciosos en el cerebro han sido menos estudiados. Desde esta perspectiva, se han realizado trabajos dirigidos a conocer los efectos que provoca la desnutrición, centrándose tanto en el tipo como en el momento en que se produce. Los resultados de estos estudios han demostrado que la severidad y permanencia de los efectos que provoca dependen tanto del periodo en que la desnutrición se produce, como por el tipo de desnutrición sufrida, siendo el déficit en la aportación calórica (reducción en la cantidad de alimentos) junto con la combinación de los periodos pre + postnatal lo que provoca efectos más graves. La combinación de ambos factores determina la gravedad y la permanencia de los efectos encontrados.

Con estos estudios pretendemos profundizar en el conocimiento de los factores genéticos y epigenéticos que están contribuyendo a un correcto desarrollo del circuito cerebral implicado en la conducta de ingesta. Los trastornos alimentarios son en la actualidad un problema de salud mundial que, en muchos casos tienen su origen en deficiencias del circuito hipotalámico durante el desarrollo ya que tanto un exceso como un defecto de nutrientes pueden producir daños que alterarán el funcionamiento del sistema y que tiene efectos a largo plazo, aun cuando los déficits que hayan provocado su malfuncionamiento hayan desaparecido.