Accesos directos a las distintas zonas del curso

Ir a los contenidos

Ir a menú navegación principal

Ir a menú pie de página

Navegador vertical





Ventajas fiscales

Argumentario de incentivos para las actividades de I+D+i


- Incentivos Principales

- Utilidad

- Tipos de deducciones fiscales

- Actividades sujetas a los incentivos fiscales a la I+D+i ( RDL 4/2004 Artículo 35)

- Operativa

- Cálculo de la Cuota del Impuesto de Sociedades

- Notas adicionales

- Definición de conceptos según la Ley del Impuesto de Sociedades

- La frontera entre la I+D y la i



Los principales incentivos de la normativa vigente para favorecer las actividades de innovación son:

- Obtener deducciones en el impuesto de sociedades, entre el 42 y el 8%, de los gastos e inversiones de I+D+i

- Bonificación de cotizaciones a la Seguridad Social del personal investigador por el 40% de la cuota empresarial

(1 y 2 son posibilidades alternativas, no se pueden acumular en la misma empresa)

Utilidad

- Aplicable a contratos de empresas con universidades y centros públicos de investigación

- La deducción se aplica también a las actividades directamente realizadas por la empresa o consorcio

- En colaboración con los docentes, la OTRI elabora presupuestos y ofertas de colaboración para las empresas



Tipos de deducciones fiscales a la actividad de I+D+i

Actividades sujetas a los incentivos fiscales a la I+D+i

Ley 27/2014 Artículo 35

I+D Investigación y desarrollo

Deducción del 25 %

+i innovación tecnológica

Deducción del 12 %

Se considerará investigación a la indagación original planificada que persiga descubrir nuevos conocimientos y una superior comprensión en el ámbito científico y tecnológico

Materialización de los resultados en un plano, esquema o diseño que no tenga como finalidad la producción a escala industrial

Desarrollo de un primer prototipo no comercializable

Proyectos de demostración o piloto

Diseño y elaboración de muestrarios de nuevos productos: los muestrarios deben dar a conocer la novedad técnica del producto

También se considerará actividad de investigación y desarrollo la creación, combinación y configuración de software avanzado, mediante nuevos teoremas y algoritmos o sistemas operativos, lenguajes, interfaces y aplicaciones destinados a la elaboración de productos, procesos o servicios nuevos o mejorados sustancialmente

Se asimilará a este concepto el software destinado a facilitar el acceso a los servicios de la sociedad de la información a las personas con discapacidad, cuando se realice sin fin de lucro

Actividades de diagnóstico tecnológico tendentes a la identificación, definición y orientación de soluciones tecnológicas avanzadas

Diseño industrial e ingeniería de procesos

Proyectos cuya realización se encargue a Universidades / OPIs/CITs

Adquisición de tecnología avanzada, patentes, know how y diseños

Desarrollo de un primer prototipo no comercializable

Desarrollo de un primer prototipo no comercializable, incluidos los relacionados con la animación y los videojuegos

Proyectos de demostración inicial o piloto

Muestrarios textiles, indutria del calzado, curtido, marroquinería, juguete, mueble y madera

Obtención del certificado de cumplimiento de las normas de calidad ISO 9000, GMP o similar (coste del servicio no de la implantación)

Avance tecnológico que produce nuevos productos o procesos o mejoras sustanciales de los ya existentes

Existe innovación tecnológica cuando el nuevo producto o proceso suponga una novedad para la empresa, aunque exista en otros ámbitos con anterioridad

Además existe deducción adicional para:

  • Gastos de personal de la entidad correspondientes a investigadores cualificados, adscritos en exclusiva a actividades de investigación y desarrollo
  • Incremento del gasto en I+D respecto a la media de los dos ejercicios anteriores 42%
  • Inversión en inmovilizado material e intangible, excluidos edificios y terrenos, dedicados exclusivamente a las actividades de investigación y desarrollo 8%

  • Operativa

    En el caso de que la empresa no genere beneficios, las deducciones pueden utilizarse en los diez años

    La base legal de estas deducciones está recogida en el Artículo 35 de la Ley de Sociedades 27/2014.

    La información de gastos objeto de deducción deberá identificarse de manera individualizada por proyectos.

    La inspección de la Agencia Estatal Tributaria acepta los Informes Motivados Vinculantes para calificar las actividades como I+D+I pero ser reserva la consideración final de la deducibilidad de las cantidades.

    En la práctica existen dos opciones para justificar el derecho a las deducciones fiscales en el impuesto de sociedades:

    - Las empresas que quieran obtener la máxima seguridad jurídica en las deducciones por I+D respecto a Agencia Estatal Tributaria necesitan certificar con un tercero que su actividad es efectivamente de I+D. En este caso una entidad acreditada por la ENAC emite un informe calificador con el que se solicita un certificado al Ministerio del Ciencia e Innovación. La UNED tiene concertado este servicio con un proveedor de referencia.

    - La segunda opción consiste en aplicar la deducción sin certificado pero realizando un tratamiento minucioso en la empresa a las actividades de I+D+i. Consiste, al igual que para la opción anterior, en delimitar claramente los proyectos y objetos de la deducción fiscal, separándolos de los gastos de las actividades de producción, comercialización, etc. explicando su fin concreto, argumentando el grado de avance que ofrece, con gastos contabilizados de forma desagregada. En este caso la participación de una universidad en los proyectos resulta un factor muy conveniente. Esta posibilidad es interesante cuando se pueda asumir el riesgo fiscal o cuando los gastos de certificación sean elevados respecto de las deducciones esperadas.

    - Una tercera vía consiste en aplicar la deducción y en caso de discrepancia con la inspección solicitar entonces la certificación.



    Cálculo de la cuota del Impuesto de Sociedades1
    1 Basado en ponencia del Prof. Diego Martín-Barnuevo Catedrático UC3M


    Base imponible positiva del ejercicio (Resultado económico del año)

    (-) Bases imponibles negativas ejercicios anteriores

    (x) Tipo de gravamen (30% en caso general, 25% Pyme )


    = CUOTA INTEGRA

    (-) Deducciones por doble imposición

    (-) Deducciones para incentivas determinadas actividades (Caso de la I+D+i)

    (-) Pagos a cuenta


    CUOTA A INGRESAR O A DEVOLVER

    Notas adicionales

    1. Los gastos de I+D realizados en la Unión Europea podrán ser deducidos cuando la actividad principal de investigación y desarrollo se efectúe en España y sean inferiores al 25% del total.

    2. Los gastos financieros se consideran indirectos y difícilmente vinculables a los proyectos de I+D con lo que no se consideran objeto de la deducción.

    3. La Dirección General de Tributos (08/09/2000) considera que los gastos de puesta en marcha o de carácter corriente de un departamento de innovación integrado en una empresa no son deducibles2

    4. Las amortizaciones correspondientes a equipos existentes con anterioridad y usados en las actividades de I+D objeto de la deducción son aceptadas como gasto deducible.

    5. La innovación tecnológica tiene carácter subjetivo, se aplica si el nuevo producto o proceso supone una novedad para la empresa, aunque exista en otros ámbitos con anterioridad


    2 Paloma Tobes Portillo. Incentivos Fiscales a la Investigación, Desarrollo e Innovación


    ANEXOS

    Definición de conceptos según la Ley del Impuesto de Sociedades

    (Trascripción del artículo 35 de la Ley del Impuesto de Sociedades de 11 de marzo de 2004, subrayado de los aspectos más significativos)

    Se considerará investigación a la indagación original planificada que persiga descubrir nuevos conocimientos y una superior comprensión en el ámbito científico y tecnológico.

    Se considerará desarrollo a la aplicación de los resultados de la investigación o de cualquier otro tipo de conocimiento científico para la fabricación de nuevos materiales o productos o para el diseño de nuevos procesos o sistemas de producción, así como para la mejora tecnológica sustancial de materiales, productos, procesos o sistemas preexistentes.

    Se considerará también actividad de investigación y desarrollo la materialización de los nuevos productos o procesos en un plano, esquema o diseño, así como la creación de un primer prototipo no comercializable y los proyectos de demostración inicial o proyectos piloto siempre que estos no puedan convertirse o utilizarse para aplicaciones industriales o para su explotación comercial.

    Asimismo, se considerará actividad de investigación y desarrollo el diseño y elaboración del muestrario para el lanzamiento de nuevos productos. A estos efectos se entenderá como lanzamiento de un nuevo producto su introducción en el mercado y como nuevo producto aquel cuya novedad sea esencial y no meramente formal o accidental.

    También se considerará actividad de investigación y desarrollo la concepción de software avanzado, siempre que suponga un progreso científico o tecnológico significativo mediante el desarrollo de nuevos teoremas y algoritmos o mediante el desarrollo de sistemas operativos y lenguajes nuevos, o siempre que esté destinado a facilitar a las personas discapacitadas el acceso a los servicios de la sociedad de la información. No se incluyen las actividades habituales o rutinarias relacionadas con el software.

    Se considera innovación tecnológica la actividad cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o procesos de producción o mejoras sustanciales de los ya existentes con anterioridad.

    Esta actividad incluirá la materialización de los nuevos productos o procesos en un plano, esquema o diseño, así como la creación de un primer prototipo no comercializable y los proyectos de demostración inicial o proyectos piloto, siempre que estos no puedan convertirse o utilizarse para actividades industriales o para su explotación comercial.

    También se incluyen las actividades de diagnóstico tecnológico tendentes a la identificación, la definición y la orientación de soluciones tecnológicas avanzadas realizadas por las entidades siguientes: Universidades, organismos públicos de investigación, centros de innovación y tecnología.

    Se consideran actividades de innovación tecnológica el diseño industrial e ingeniería de procesos de producción, que incluirán la concepción y la elaboración de los planos, dibujos y soportes de definición del producto, también se consideran i adquisición de patentes y licencias y la obtención de certificados de aseguramiento de la calidad ISO 9000 sin incluir los gastos de implantación.

    Los porcentajes de deducción (en Innovación Tecnológica) son el 15% para los gastos de los trabajos encargados a la universidad, organismos públicos de investigación o centros de investigación reconocidos. En los otros supuestos la deducción es del 10%.

    La frontera entre la I+D y la i

    “El criterio básico que caracteriza la I+D es la existencia de una apreciable novedad y la resolución de una incertidumbre científica y/o tecnológica; la I+D aparece cuando la solución de un problema no resulta evidente para alguien que está perfectamente al tanto del conjunto básico de conocimientos y técnicas habitualmente utilizados en el sector de que se trate”[3]

    El propio manual de Frascati aporta tres criterios útiles si la actividad es I+D:

    1. Si existe un elemento nuevo o innovador en ese proyecto

    2. Si busca fenómenos, estructuras o relaciones desconocidas hasta ahora

    3. Si supone una nueva forma de aplicar conocimiento o técnica

    Encontrar un nuevo método implica ensayar, probar, controlar y desechar soluciones hasta dar con la que sirva al objetivo, eso sería I+D, aplicar ese método, ya optimizado y procedimentado a la elaboración de productos o soluciones para el mercado. En este sentido hacer prototipos o versiones piloto si que se considera I+D, fundamentalmente porque el prototipo es un elemento de ensayo.


    [3]Apartado 2.3.1 punto 84 del Manual de Frascati 2002 página 34.


    Ventajas fiscales