Los y las jóvenes toman las calles, ¿Qué está pasando?

Miles de manifestantes toman las calles de todo el Estado español. Las movilizaciones y acampadas se sitúan como “trending topic” mundial en Twitter. El mundo mira hacia las plazas de las distintas ciudades movilizadas donde los “indignados” protestan contras los recortes sociales, el paro, la precariedad laboral y la clase política actual. En plena recta final de la campaña electoral para el próximo 22 de Mayo, los principales partidos políticos les instan a la participación en las urnas y tratan de sacar rédito político de las protestas; ¿Qué piensan los expertos de la UNED en participación política y juventud?

¿Podemos hablar ya de un “movimiento 15M”? ¿Cómo se da el salto de una manifestación a una acampada?

Jaime Pastor: “Quizás sea prematuro decirlo pero creo que sí, las manifestaciones en más de 50 ciudades y las acampadas en los días siguientes constituyen un Acontecimiento fundador de un nuevo tipo de movimiento social con perspectivas de duración, ya que expresa una indignación colectiva frente a las consecuencias negativas que para una mayoría social tiene una crisis de la que no se sienten responsables.

En saltos como el que se ha dado de una manifestación a una acampada puede haber motivos concretos: en el caso de Madrid, las detenciones al final de la manifestación del domingo y, luego, el desmantelamiento de la acampada por parte de la policía, que provocó una nueva ocupación y acampada al día siguiente y así continúa.

Influyen también factores generales como el “efecto emulación o contagio”, tanto por las referencias que hemos podido ver al simbolismo de la plaza Tahrir en El Cairo (aunque en este caso se trataba de hacer caer una dictadura) como por el hecho de que la misma iniciativa de Madrid ha supuesto un estímulo para que la gente en otras ciudades expresara su solidaridad: ocupando el espacio público en lugares especialmente simbólicos.”