Logo de la UNED

Madrid, 17 de junio de 2016




La convocatoria de junio finaliza con 30.000 exámenes más que en febrero

Un taller de Geogebra y reparto solidario de gafas de sol en Guinea, un experimental sistema de reconocimiento facial y la realización de los exámenes en el extranjero durante la segunda semana a partir del próximo curso, son algunas de las novedades llevadas a cabo


Pasados los nervios propios del periodo de exámenes, es hora de hacer balance de una nueva convocatoria de Pruebas Presenciales en la UNED. En esta ocasión se han realizado 29.272 exámenes más que en el periodo de febrero, un total de 233.622, que incluyen 99.014 en la primera semana, 128.437 en la segunda, 3.946 realizados en el extranjero y 2.225 en Centros Penitenciarios. Para el correcto desarrollo de todo el proceso se han formado 210 tribunales integrados por 674 profesores, que han viajado por los 61 centros nacionales, 8 centros europeos y 8 centros de América, más los ubicados en Bata y Malabo y las correspondientes aulas de exámenes de todos ellos, así como las ubicadas en Centros Penitenciarios. La convocatoria ha transcurrido con total normalidad, tal y como afirma la vicesecretaria general de Pruebas Presenciales, Rocío Muñoz Mansilla, pero de esa normalidad –destacable en sí misma dadas las cifras que maneja la universidad- siempre se puede sacar una historia extraordinaria. O varias, como en este caso.


Iniciativa solidaria en Bata y Malabo


La profesora Esther Gil, del Departamento de Matemática Aplicada I de la ETSI Industriales de la UNED, viajó a Malabo como parte de un tribunal examinador. Su trabajo consistía en vigilar el desarrollo de las pruebas, pero quiso que el mismo sirviera para algo más y, junto a la ONG Optixmon, llevaron aproximadamente 200 gafas de sol para repartir entre los más necesitados, una iniciativa que ya emprendieron en septiembre del año pasado. Además, junto a los profesores Carlos Fernández, también de la UNED, y Luis Pozo, de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), organizaron un taller de GeoGebra que se celebró en las mismas instalaciones en las que se llevan a cabo los exámenes de la UNED.


Varias imágenes


La profesora Gil relata que, además “llevamos un taladro y un destornillador eléctrico al colegio de Bata donde hicimos los exámenes en septiembre, y el profesor Luis Camarero, catedrático del Departamento de Teoría, Metodología y Cambio Social de la UNED, hizo entrega de revistas juveniles en la biblioteca del Centro Cultural Español de Malabo, así como de libros de lectura infantil que hicimos llegar a las religiosas del Colegio María Rafols, de Mbin. También llevamos apuntes y libros a estudiantes de allí, no sólo a nuestros estudiantes, sino también material que nos dieron algunos compañeros”.


Jesús y Pedro Recorte




Un día especial para dos hermanos



Ya en España, en las aulas del Centro Asociado de Ávila se vivieron algunos momentos emotivos. Los hermanos Jesús y Pedro Recorte, este último el alumno más longevo de la UNED caminaron lentamente, pero con paso firme y decidido, hacia el aula en la que realizarían la última prueba -¡esperemos!- de sus estudios de Geografía e Historia. De la misma forma, firme y decidida, han caminado desde el Curso de Acceso a Mayores de 25 años hasta la finalización de sus carreras, las mismas que iniciaron cuando la jubilación les abrió las puertas a nuevas ilusiones después de años de trabajo en el campo y en otras actividades.


Caracas, a pesar de todo


Por causas extraordinarias ajenas a la UNED, la universidad se vio obligada a anular el tribunal previsto en el Centro de Caracas. Sin embargo, tal y como explica la vicesecretaria general de Pruebas Presenciales, Rocío Muñoz Mansilla, “gracias al apoyo de la Embajada de España y al empeño del coordinador del centro, Juan Carlos Pérez Toribio, que estuvo en todo momento apoyado por el vicerrector adjunto de Acceso a la Universidad, Óscar Vila, y la vicerrectora de Estudiantes, Consuelo Vélaz de Medrano, 300 estudiantes pudieron finalmente realizar sus Pruebas de Acceso a la Universidad y, aprovechando las infraestructuras preparadas para ellos, logramos celebrar otros 80 exámenes de Acceso para Mayores, Grado y Licenciaturas”.


En este sentido, Muñoz Mansilla destacó que, en todo lo que concierne a los exámenes en los centros en el extranjero, “es fundamental el trabajo conjunto y la cesión de aulas por parte de las embajadas, el Instituto Cervantes, los Colegios de España y las Casas de España, a los que agradecemos enormemente su colaboración”.


Probando, probando


Desde la UNED se mantiene la firme intención de dar prueba constante de que su lema, Estés donde estés, no son sólo palabras. En la convocatoria de febrero se atendió la petición de una estudiante de la universidad, militar de profesión y desplazada en El Líbano, que se puso en contacto con la vicesecretaría general de Pruebas Presenciales para poder examinarse desde su destacamento y no perder así su convocatoria. Se sumaron a la petición otros cinco compañeros, que se examinaron en sus instalaciones gracias al convenio firmado entre la UNED y el Ministerio de Defensa en 2011. La experiencia fue un éxito y, en esta ocasión, se ha repetido con un militar desplazado en Yibuti y otro que se encontraba en Kabul, aprovechando además la ocasión para probar un sistema de reconocimiento facial que facilite la realización de estos exámenes a distancia y explorar así otras alternativas que ofrezcan nuevas posibilidades a los alumnos de la UNED.


Imagen de la videoconferencia

Información a estudiantes


Para finalizar el balance de esta convocatoria, su responsable ha querido lanzar un “aviso a navegantes” para todos los alumnos que se examinan: “hemos observado que se están incrementando las incidencias por el uso de dispositivos móviles durante las pruebas presenciales. Queremos recordar a nuestros estudiantes que los teléfonos, tabletas y similares deben permanecer apagados durante las pruebas, aunque no se estén consultando o se encuentren silenciados, así como las posibles sanciones por incumplir la norma, que pueden suponer desde la expulsión del aula y la anulación de la matrícula de la asignatura correspondiente, hasta la anulación total del curso académico, en función de que la infracción se tipifique de leve a grave”.


Finalmente, Muñoz Mansilla anuncia un nuevo cambio de cara al próximo curso académico: “Muchos estudiantes en el extranjero mostraron su disconformidad con el cambio que realizamos en la semana de celebración de sus pruebas que, a diferencia de las realizadas en territorio nacional, se concentran en una sola. Atendiendo sus peticiones y sugerencias, a partir del próximo curso se volverán a desarrollar coincidiendo con la segunda semana de las pruebas nacionales, en lugar de con la primera como se ha hecho últimamente”.



Itziar Romera

Edición web: Elena Lobato

Comunicación UNED