Portal Web de la UNED Facultad de Políticas y Sociología, Universidad Nacional de Educación a Distancia

Buscador general

LAUNIVERSIDAD » Facultades y Escuelas » Facultad de CC. Políticas y Sociología » Personalidades » Salustiano del Campo


Facultad

Bienvenida del Decano
Información Académica
Órganos de Gobierno
Departamentos
Personal Docente
Calidad e Innovación
Consultas administrativas
¿Cómo llegar?
Sugerencias y Reclamaciones

Áreas de Interés
Actividades
Publicaciones
Investigación
Formación permanente
Enlaces de interés
Sugerencias WebUned
Volver al inicio
Volver al inicio


Facultad

Bienvenida del Decano
Información Académica
Órganos de Gobierno
Departamentos
Personal Docente
Calidad e Innovación
Consultas administrativas
¿Cómo llegar?
Sugerencias y Reclamaciones

Áreas de Interés
Actividades
Publicaciones
Investigación
Formación permanente
Enlaces de interés
Sugerencias WebUned
Volver al inicio
Volver al inicio

 

Laudatio del profesor Salustiano Del Campo, Doctor Honoris Causa.

Por José Félix Tezanos
Catedrático de Sociología


La figura del profesor Salustiano del Campo está directamente vinculada al proceso de institucionalización de la Sociología en España que tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XX. Maestro y referente de varias generaciones de sociólogos españoles, el profesor del Campo ha dejado su huella a través de innumerables iniciativas, trabajos, investigaciones científicas y publicaciones.

Salustiano del Campo nació el 18 de febrero de 1931, en la Línea de la Concepción, habiendo desarrollado gran parte de su carrera académica en Madrid. En 1954 finalizó los estudios de Derecho, obteniendo el Premio extraordinario en la licenciatura de Ciencias Políticas, diplomándose también en el Instituto Social León XIII.

 En 1955 obtiene una beca del Population Council lnc. para estudiar Sociología en la Universidad de Chicago, donde permanece hasta el año 1957. En el año 1956 desarrolló su actividad docente, en calidad de Profesor Asistente de Investigación, en el Departamento de Sociología de dicha Universidad y, en 1957, recibió el premio Free Press, en el examen general y de especialidad del Doctorado en Sociología de la precitada Universidad.

En el año 1959, ya de regreso en España, obtiene el Premio Extra­ordinario en el Doctorado de Ciencias Políticas por su tesis doctoral La familia española en transición. Tras ejercer como ayudante, como 'Encargado de la Cátedra de Derecho Político y como Profesor Adjun­to de la Cátedra de Historia de las Ideas y de las Formas Políticas, fue nombrado Encargado de la Cátedra de Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de Madrid en 1960.

Durante los años sesenta y principios de los setenta del siglo XX realizó estancias, como Profesor Visitante, en diversas Universidades norteamericanas: la Western Reserve University en Cleveland (1967), New York University (1969), la University of Wisconsin (1971), la Uni­versidad de Rhode Island en Kingston (1972) y la Loyola University de New Orleans (1974-1975).

El profesor Salustiano del Campo, a lo largo de su vida académica, ha desarrollado una intensa actividad en España, tanto en la Universidad Complutense, como en otras instituciones  científicas y académicas. Ha sido Director del Departamento de Estructura Social de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense desde el año 1971 al año 1999, y Decano de la misma entre los años 1977 y 1980.

Además de la actividad desplegada en la qrganización de foros y reuniones científicas y en la dirección de un elevado número de tesis y tesinas, impulsó la institucionalización de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de Madrid en su estructura actual.

En 1979 fue elegido Académico Numerario en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, habiendo sido el tercer Catedrático de Sociología incorporado a dicha institución, tras Manuel Sales y Ferré y Severino Aznar, siendo elegido Tesorero de ésta Institución en 1984 y Secretario de 1985 a 200 4.

Durante los años ochenta y noventa se intensificó su proyección intelectual y académica, siendo Profesor Visitante en la Universidad de Chicago, así como miembro de diversas Academias científicas (la Academia Europea de las Ciencias, Artes y Humanidades de París, la Academia Europea Artium et Scientiarum de Salsburgo, Vocal del Comité de Dirección de Allea, etc...). En 1994 fue" nombrado Vicepresidente Se­gundo del Instituto de España, en 1997 Vicepresidente Primero y finalmente en diciembre de 2003 Presidente de dicha Institución.

Uno de los ámbitos que debe ser especialmente resaltado en su trayectoria académica e intelectual se conecta con su actividad como pro­motor y director de diversas publicaciones. En 1957 fue Secretario Técnico de la Revista de Estudios Políticos, dependiente del Instituto de Estudios Políticos, del que fue nombrado Secretario Técnico en 1961 y Director de la Colección de Estudios de Sociología. Miembro del Consejo de Redacción de la Revista de Economía Política, de la. Revista de Estudios Sociales, y de la Revista Internacional de Sociología. Asimismo ha sido Director de la Revista Española de la Opinión Pública y fundador y Director de la Revista Anales de Sociología de Barcelona. Además, ha sido Director de la revista «El Europeo», Revista de Infor­mación General y Económica y Presidente-Editor de Imágen Semanal.

Otra dimensión importante de su trayectoria tiene que ver con su papel en la promoción de la investigación sociológica aplicada en España, como fundador y director del Instituto de la Opinión Pública, desde el que impulsó de manera pionera la realización de grandes Encuestas sociológicas en nuestro país.

Entre sus aportaciones editoriales también cabe destacar la preparación, en calidad de Director, del Diccionario de Ciencias Sociales de la UNESCO, que ha sido una referencia obligada en la labor desarrollada en muchas Universidades, en la formación de varias generaciones de sociólogos de lengua española.

Merecen mención aparte sus tareas de colaboración en Naciones Unidas, en particular, en lo relacionado con los estudios sobre población. En 1960 fue Associate Social Affairs Officer en la Oficina de Asuntos Sociales de la Secretaria de Naciones Unidas. En 1969 fue representante de España en la Comisión de Población de las Naciones Unidas. Y desde 1974 a 1982 miembro del Comité Ejecutivo de la Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO. En 1976 fue elegido representante de España por cuatro años en la Co­misión de Población. de las Naciones Unidas, donde renovó un segun­do mandato (1980).

A comienzos de los años noventa fue corresponsal en España del International Social Science Journal de la UNESCO, y miembro del Comité Editorial de Social lndicators Research (1981-1994). Además, ha sido responsable de entidades y fundaciones, como Vicepresiden­te de la Fundación INCIPE, y miembro de la Comisión de Estadísticas Demográficas y Sociales del Consejo Superior de Estadística, Associate Editor de The Social Change Report, miembro del Consejo Edi­torial del Journal of Family History, así como del Patronato de la Fundación GAUDIUM, y del de la Universidad Internacional Menén­dez Pelayo, etc...

Debe destacarse, también, su papel como miembro del Comité de Dirección del Centro Europeo de Coordinación y Documentación en Ciencias Sociales de Viena (1976-1985) y Presidente de la Comisión de Estadísticas Demográficas y Sociales del Consejo Superior de Es­tadística del Instituto Nacional de Estadística.

Miembro de la Asociación Española de Sociología, la Asociación Española de Ciencia Política, la Population Association of America, la American Sociological Association, del Instituto Internacional de Sociología, de la Unión Internacional, para el Estudio Científico de la Población, del Comité de Sociología de la Familia de la ISA, de la World Association of Public Opinion Research, del National Council on Family Relations, Tocqueville Society, del Grupo Internacional de Cartografía Comparada del Cambio Social (GICCCS) etc.

Su producción científica ha sido muy variada y extensa. Ha publi­cado veintiséis libros propios y una veintena como editor o coautor, ascendiendo la cifra de sus monografías y trabajos científicos a más de doscientos.

Sus principales obras se puede agrupar en seis áreas temáticas: los estudios sobre familia, aquellos que se encuentran vinculados al análisis de la población y la política demográfica, las obras relaciona­das con indicadores sociales, los estudios sobre opinión pública, los trabajos sobre los cambios sociales, y en los últimos años sobre tene dencias sociales, así como las obras académicas sobre Sociología, especialmente el ya referido Diccionario de Ciencias Sociales de la UNESCO, el Tratado de Sociología que durante muchos años se ha utilizado como manual de referencia en varias universidades, así como su obra introductoria La sociología científica moderna.

Una trayectoria intelectual y académica tan rica y amplia se ha proyectado también en las más de sesenta tesis dirigidas, entre las que se encuentran las de cerca de una veintena de Catedráticos actuales de la disciplina.

Por todo lo expuesto, la figura del profesor Salustiano del Campo está considerada como una de las de mayor relieve en la Sociología española, por el rigor y la capacidad de trabajo que ha demostrado a lo largo de su dilatada carrera y por su intensa dedicación a la institu­cionalización, al desarrollo y a la promoción de la Sociología en nuestro país, en particular, y en el mundo de habla española en general.

Todas estas razones y méritos hacen que el profesor Salustiano del Campo se haya convertido en una «figura histórica» en la Sociolo­gía española. La Sociología española, le debe no sólo la tarea que desempeñó en la introducción de los enfoques modernos de esta dis­ciplina en nuestro país, o la fundación e impulso inicial del Instituto Español de la Opinión Pública (antecedente directo del CIS), del que fue Consejero Delegado del Consejo Rector y primer Director,  o la promoción de la investigación empírica aplicada. Además, hay que resaltar, de manera muy especial, su generosa tarea como maestro de varias generaciones de Sociólogos españoles.

El Departamento de Sociología de la Universidad Complutense, que dirigió durante tres décadas, ha sido una de esas instituciones «semillero» de las que nos hablaron autores como Toynbee y Parsons. Dicho departamento fue el germen de la primera Facultad de Sociología que se estableció en España. Buena parte del desarrollo ulterior de la Sociología no se puede entender sin tomar en cuenta a los que allí estaban -o por allí pasaron-. Repasar la historia de este Departamento es repasar buena parte de la historia de la Sociología y, en ciertos aspectos, de la misma vida política y social española. Allí estuvieron no solo un gran número de los Catedráticos posteriores de la disciplina, sino también cuatro ministros y un buen número de altos responsables de varios partidos políticos e Instituciones Públicas.

El Departamento de Sociología dirigido por el profesor Salustiano del Campo fue durante muchos años un mosaico de pluralidad, de tolerancia y de un serio empeño académico, que anticipaba el camino que se tenía que seguir en nuestra sociedad. Allí se vivió un ejemplo práctico de pluralidad integradora, en la que se primaba sobre todo el espíritu universitario (en su más profundo sentido de «universalidad»), el rigor científico y la capacidad de trabajo y de investigación.

El legado trasmitido por el profesor Salustiano del Campo a sus discípulos ha sido siempre de apertura, de rigor y de un sentido exigente de la responsabilidad académica. Sobre todo, de un serio compromiso con una labor científica bien hecha. De ahí que pueda ser considerado como una de las figuras más influyentes en la. Sociología española, así como una de las que ha alcanzado mayor proyección internacional y que ha contribuido en alto grado a la institucionalización, al desarrollo y al prestigio de ésta disciplina en España.

Son muchas las razones, pues, por las que la Junta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología ha tenido el honor de solicitar por unanimidad el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, para el Profesor Salustiano del Campo Urbano y creo que interpreto el sentir general, no solo de sus discípulos, amigos y compañeros de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, sino del conjunto de profesores, alumnos y personal de esta Universidad, al resaltar que todos nos sentimos muy honrados con su incorporación al claustro académico de la UNED.