Accesos directos a las distintas zonas del curso

Ir a los contenidos

Ir a menú navegación principal

Ir a menú pie de página

RIESGOS GEOLÓGICOS

Curso 2018/2019 Subject code61013040

RIESGOS GEOLÓGICOS

SUBJECT NAME
RIESGOS GEOLÓGICOS
CODE
61013040
SESSION
2018/2019
DEPARTMENT
CIENCIAS ANALÍTICAS
DEGREE IN WHICH IT IS OFFERED
GRADO EN CIENCIAS AMBIENTALES
TYPE
OBLIGATORIAS
COURSE
TERCER CURSO
ECTS
5
HOURS
125.0
PERIOD
SEMESTRE  2
LANGUAGES AVAILALBLE
CASTELLANO

PRESENTACIÓN Y CONTEXTUALIZACIÓN

Esta Guía se dirige de forma específica a usted, estudiante de la UNED, proporcionándole la información necesaria sobre la asignatura Riesgos Geológicos, además de incluir las orientaciones fundamentales para abordar los contenidos y desarrollar las actividades propuestas. Es el instrumento inicial de comunicación entre el equipo docente y usted, y por ello se encuentra  a su disposición en el curso virtual de la asignatura.

Esta guía proporciona a los estudiantes  la información necesaria sobre la asignatura, antes de matricularse, para poder conocer sus principales características y requisitos. Está al servicio de las necesidades y peculiaridades del estudio a distancia, dado que le proporcionará las orientaciones necesarias para abordar con éxito el estudio de la asignatura y el desarrollo de las actividades de aprendizaje propuestas; asimismo, potencia la autonomía y el control, procurando la autorregulación del proceso de aprendizaje, elemento clave tanto en la educación a distancia como en el Espacio Europeo de Educación Superior.

En la Guía se le orientará sobrecómo aproximarse eficazmente a los contenidos del texto base, analizando con detalle cada uno de los temas contenidos en el programa. Tras un planteamiento esquemático de los temas contenidos en el programa, cada uno de ellos se desarrollará teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

1. Plan de trabajo

2. Orientaciones para el estudio de los contenidos

3. Orientaciones para la realización del plan de actividades

Los resultados del aprendizaje tras el estudio de cada tema y la introducción a su contenido deben ser leídos previamente al estudio del texto base. De esta manera se introduce el contenido esencial con un cierto sentido y se facilita su asimilación.

Los materiales de apoyo recomendados se presentan en diferentes formatos; una recopilación bibliográfica, recursos de video y multimedia, y sitios www de Internet, que puedan facilitar, aclarar y ampliar su aprendizaje. En la recopilación bibliográfica presentada, tanto general como específica de cada tema, se sigue una ordenación alfabética que no se corresponde con ninguna preferencia en cuanto a su recomendación al alumno. Se ha considerado importante que los textos recomendados estuviesen a disposición del alumno en la Biblioteca Central de la UNED o, al menos, que fuesen de fácil adquisición o

El papel esencial de la Geología en el estudio del medio ambiente

El principal marco de referencia en nuestro medio ambiente es el planeta Tierra, y son las Ciencias de la Tierra las disciplinas dedicadas a su estudio. Bajo el término Ciencias de la Tierra se integra todo un conjunto de disciplinas científicas cuyo objetivo es el conocimiento de las características de nuestro planeta y de los procesos que han tenido y tienen lugar en su dilatada historia de más de 4.500 millones de años. Dentro de estas ciencias, la Geología tiene un carácter nuclear, al entrelazarse firmemente con muchas otras disciplinas, tales como la oceanografía física, la meteorología, la climatología, la sismología, la edafología…

A través de la Geología se profundiza en el conocimiento de la estructura y dinámica de la Tierra, de la composición y de los procesos que la conforman; ocupándose también de estudiar las características y el alcance de todos los procesos que tengan incidencia sobre la superficie de la Tierra y, por tanto, del relieve.

En un principio, la Geología fue una ciencia construida por el encadenamiento y la ordenación lógica de múltiples conocimientos descriptivos, esencialmente empírica, en la que la capacidad para la predicción se basaba en la explicación subsiguiente al reconocimiento. Hoy en día, como cualquier ciencia, cubierto ya con hipótesis y teorías la inmensa mayoría de los fenómenos observables, su avance científico se desarrolla a través de la verificación de la aplicación de modelos a circunstancias específicas. Así, la investigación sistemática y clasificación de fósiles, minerales y rocas proporcionó en el pasado los esquemas más simples para definir e interpretar el orden natural de la Tierra, y llevó, ya en la segunda mitad del pasado siglo, al establecimiento de una teoría global, “La Tectónica de Placas”, como nuevo punto de partida para el desarrollo de esta ciencia.

La Geología es útil para resolver muchos de los problemas a los que se enfrenta nuestro planeta. El papel de los avances científicos en la calidad de vida y bienestar de los ciudadanos, generados fundamentalmente por la comunidad científica que desarrolla todas las especialidades que conlleva esta materia, puede ponerse de manifiesto a través de los siguientes aspectos esenciales.

La Geología contribuye esencialmente al descubrimiento y aprovechamiento de las materias primas minerales y energéticas que cimientan el desarrollo de las sociedades modernas. La necesidad de aprovechar con eficacia las materias primas necesarias para el consumo humano se extiende a un recurso esencial para la vida y para la preservación de muchos ecosistemas: las aguas subterráneas. En numerosas regiones del planeta éste es el principal y a veces único recurso de agua dulce disponible, de manera que se necesita del conocimiento experto del subsuelo para posibilitar su extracción, evitando la sobreexplotación y pérdida de calidad por contaminación de los acuíferos.

Como es bien sabido, tanto la vida como el sustento del hombre dependen del agua. Con el aumento de la población, crece la demanda de agua potable, esencial para la supervivencia. Hay que conocer un dato importante: aunque el 70% del planeta está cubierto de agua, sólo un 2,5% es dulce, y ésta está en su mayor parte atrapada en los glaciares y los casquetes polares. Del resto, los seres humanos aprovechamos para diversos usos el agua superficial, presente en ríos y lagos. Pero la mayor parte del agua potable a nuestro alcance se encuentra en los huecos porosos de las rocas, bajo tierra. Para poder disponer de ella es necesario, por tanto, saber cómo y dónde se distribuyen los almacenes subterráneos de agua, sin olvidar que perfeccionando las técnicas de extracción de agua del subsuelo se conseguirán resultados más eficaces y se disminuirán los costes. Un mal uso de este precioso recurso natural puede provocar que se agoten las reservas o que las aguas subterráneas se contaminen. El conocimiento científico y la planificación son, en este caso, fundamentales para asegurar el suministro indispensable de agua.

Además, el crecimiento de la población y de las ciudades parece no tener límite, con edificios cada vez más altos e infraestructuras más y más profundas (carreteras, aeropuertos, almacenes, redes de alcantarillado, vías férreas, líneas eléctricas...). Las ciudades se desarrollan, y con ellas aumenta también la necesidad de disponer de los recursos de la naturaleza: según se incrementa la población, se dispara la demanda. El hombre emplea materiales geológicos para la fabricación de una gran cantidad de los objetos que utiliza en su vida cotidiana. La sociedad actual depende en gran medida de los recursos minerales para la obtención de energía y materias primas. Dado que los recursos del planeta no son inagotables, es imprescindible, además de cambiar los hábitos de consumo (reciclando y empleando energías renovables), investigar para encontrar nuevos recursos y mejorar las técnicas para aprovecharlos de manera más limpia y eficiente. Si a todo esto añadimos el hecho de que las zonas urbanas son enormes máquinas de generar residuos, con la consiguiente necesidad de construir vertederos donde acumularlos y eliminarlos, parece evidente que el crecimiento de las ciudades plantea retos geotécnicos y medioambientales que sólo se pueden superar con la aportación de la Geología.

En sí misma, la Tierra, como planeta dinámico, entraña peligros para sus habitantes: inundaciones, tsunamis, huracanes, erupciones volcánicas, terremotos... que afectan a millones de personas en todo el mundo. Todos estos procesos geológicos, naturales en sí mismos, muchas veces se ven provocados o agravados por la ignorancia y la falta de previsión del hombre. La investigación geológica permite conocer y evaluar los efectos negativos derivados de la actividad humana sobre la naturaleza, y así ayuda a prevenir y minimizar sus efectos sociales y económicos.

Además, según avanza el siglo XXI, la sociedad se enfrenta a uno de sus mayores retos, el cambio climático. A lo largo de su historia, el clima en nuestro planeta ha variado sin cesar y los científicos que estudian la Tierra conocen bien cómo estos cambios han quedado registrados en las rocas, en el hielo de los polos o en los sedimentos de los fondos marinos, lagos e interior de cuevas. El conocimiento del cambio de los climas del pasado proporciona claves para entender el clima del futuro.

La Geología en el Grado en Ciencias Ambientales de la UNED

Dentro de las características básicas y generales de la formación perseguida en el Grado de Ciencias Ambientales, se encuentra que éste debe estar orientado hacia la formación de profesionales con una visión multidisciplinar y global de la problemática ambiental, enfocada desde diversos sectores del conocimiento. Así, el graduado en Ciencias Ambientales será capaz, desde esta visión amplia, de coordinar y completar los trabajos de especialistas en distintas áreas.

Desde este punto de vista, las enseñanzas conducentes a la obtención del título de Grado en Ciencias Ambientales deberán proporcionar una formación adecuada en los aspectos científicos, técnicos, sociales, económicos y jurídicos del medio ambiente. Esto es así porque un buen profesional del medio ambiente debe ser capaz de tratar la problemática ambiental con rigor y de forma interdisciplinar, de acuerdo con la complejidad de su ámbito de trabajo, teniendo en cuenta el resto de las problemáticas sociales y económicas de nuestra sociedad.

Dentro de las bases científicas generales necesarias para el conocimiento básico del medio ambiente se encuentran las matemáticas, físicas, químicas, biológicas y geológicas fundamentales aplicadas al medio ambiente. Como conceptos básicos científicos del medio natural, el estudiante de este Grado abordará el estudio del medio físico, sistemas hidrológicos, suelos, sistemas atmosféricos y climáticos, componentes microbianos, flora y vegetación, fauna y sistemas ecológicos.

Más adelante, a través de las sucesivas asignaturas, el Grado en Ciencias Ambientales formará profesionales con una orientación específica, teniendo en cuenta todos los aspectos de conservación y gestión del medio y los recursos naturales, la planificación territorial, la gestión y calidad ambiental en las empresas y administraciones, la calidad ambiental en relación con la salud, así como la comunicación y educación ambiental, bajo la perspectiva de la sostenibilidad.

Estas enseñanzas dotarán a los profesionales de los conocimientos, técnicas y herramientas prácticas necesarias para la consecución de todos los objetivos propuestos, y para permitirles mantener una actitud abierta y autodidacta frente a las nuevas problemáticas y realidades ambientales, la nueva legislación y tecnologías, así como las nuevas preocupaciones y percepciones socio-ambientales.

En el Grado de Ciencias Ambientales de la UNED se imparten cuatro asignaturas asignadas a la disciplina de Geología. En primer curso se imparten dos asignaturas de formación básica, Geología I y Geología II, ambas de 6 ECTS. Posteriormente, en tercer curso se ofertan dos asignaturas obligatorias, Recursos Geológicos y Riesgos Geológicos, ambas de 5 ECTS.

A través del contenido impartido bajo las diferentes asignaturas del Grado en Ciencias Ambientales agrupadas bajo la materia Geología (Geología I, Geología II, Riesgos Geológicos y Recursos Geológicos) se intenta que el futuro graduado en Ciencias Ambientales conozca los fundamentos de la Ciencia Geológica y pueda analizar, aunque sea de una manera básica, el medio físico, que constituye el escenario donde se desarrollan los problemas ambientales. El estudiante, tras la fase básica de aprendizaje (asignaturas: Geología I y Geología II), deberá ser capaz de:

  • Conocer y comprender los conceptos, principios, procesos y teorías geológicas generales.
  • Conocer la estructura interna de la Tierra y los procesos que en su interior se generan.
  • Identificar y diferenciar los principales tipos de rocas y minerales y los procesos que las generan.
  • Conocer y comprender los procesos que se producen en la superficie terrestre, tanto de deformación de los materiales geológicos, como los generadores de las formas del relieve.
  • Identificar las grandes unidades del relieve y los procesos que las han generado.
  • Identificar y valorar las características geológicas del medio físico.
  • Evaluar, interpretar y sintetizar información geológica y geomorfológica obtenida sobre el terreno y sobre mapas geológicos.

Después de la fase de aprendizaje posterior (asignaturas de Riesgos Geológicos y Recursos Geológicos), el estudiante deberá ser capaz de:

  • Identificar el papel de la Geología en la determinación de la distribución global y la disponibilidad de los recursos, así como en la prospección y extracción de los mismos.
  • Analizar los aspectos medioambientales y tecnológicos de la extracción y el uso de los recursos, así como la rentabilidad económica de su explotación y las implicaciones del mercado.
  • Desarrollar una visión sostenible del uso futuro de los recursos, de manera que pueda garantizarse su suministro y su utilización.
  • Comprender las principales diferencias entre un proceso natural, un riesgo y una catástrofe, así como sus implicaciones para la sociedad.
  • Identificar, comprender y relacionar los principales procesos geológicos generadores de riesgos.