Accesos directos a las distintas zonas del curso

Ir a los contenidos

Ir a menú navegación principal

Ir a menú pie de página

CORRIENTES ACTUALES DE LA FILOSOFÍA I

Curso 2018/2019 Subject code70014015

CORRIENTES ACTUALES DE LA FILOSOFÍA I

METODOLOGÍA

 

El texto base para esta asignatura, Corrientes actuales de la FIlosofía I. Madrid, Dykinson, 2016 desarrolla ampliamente los contenidos de esta materia. Al final de cada uno de los temas de la misma se ofrece una bibliografía recomendada mediante la cual es posible ampliar y desplegar otros aspectos de la temática, clarificar términos empleados, realizar búsquedas más precisas de cara a futuras investigaciones y contextualizar los fragmentos seleccionados.

El alumno puede proceder según el cronograma señalado, realizando la lectura tema por tema de este libro básico que incluye todos los contenidos del programa y recurriendo, en su caso, a la bibliografía recomendada al final de cada uno de ellos, o bien puede realizar una primera lectura del conjunto para incidir después en los textos y temas que le ofrezcan mayor dificultad. De un modo o de otro debe seguir las pautas de esta guía y recordar que la historia de la filosofía contemporánea es la cima de los conocimientos desarrollados a lo largo del Grado en Filosofía que finaliza este curso y que esto implica una riqueza acumulativa con el consiguiente incremento de las exigencias de aprendizaje y esto no sólo en lo que respecta a los conocimientos, sino también en lo referente a las competencias y resultados esperados.

La filosofía requiere un aprendizaje relacional en el que cada nueva etapa presupone la consolidación del conocimiento de la precedente para ser capaz de comprender y explicar cómo determinada filosofía responde a los interrogantes que le son planteados desde su irrepetible situación. El discernimiento de los enclaves de las Corrientes actuales de la Filosofía no sólo es la cima de este conocimiento histórico articular, sino que prepara, además, la comprensión de las venideras, ya sean éstas seguidoras entusiastas, críticas disidentes y derivas, pero siempre gestadas en una formación llena de influencias selectiva y críticamente reactivadas por cada singularidad para dar respuestas a nuevos problemas y a innovadoras formas de presentación de los ya clásicos.

Es deseable que el alumno vaya aislando y haciendo suyas las preguntas que la autora de este libro se plantea al hilo de la reflexión detenida sobre los textos seleccionados y vaya encontrando progresivamente las respuestas en el texto o los textos que continúa leyendo. Para ello, se recomienda formularlas por escrito, junto con las premisas que han llevado a ellas y que constituirán la base para expresar razonadamente sus propias conclusiones. Ésta podría ser la primera elaboración de unos apuntes para el estudio planificado de la materia.

Al hilo de la misma, el alumno puede ir planteando, bien en el grupo de trabajo que ha constituido con sus compañeros, bien en el foro de dudas de contenido del equipo docente, cuestiones acerca de los contenidos que le impidan continuar su estudio y que no haya podido clarificar mediante los otros recursos ofrecidos, principalmente glosarios, diccionarios generales de filosofía y específicos de las temáticas aquí tratadas, historias de la filosofía contemporánea, etc. En ocasiones -como ocurre con el aprendizaje de un idioma extranjero- una duda puntual no es óbice para continuar leyendo y comprendiendo, porque la inmersión en el contexto va aclarando algunas de las partes a través de su inserción en él. Otras veces, en cambio, es preciso hacer un alto y consultar. Los glosarios, diccionarios y recursos on line son muy útiles para ello, así como para aprehender los contenidos fundamentales. Esto no siempre se logra con una primera lectura, ni siquiera cuando va acompañada de aclaraciones que salvan los obstáculos. Es necesario, además, retener los aspectos esenciales y la estructura del razonamiento por la que determinada filosofía ha llegado a ellos. Sin duda, las notas, apuntes elaborados por el alumno con sus propias palabras y con las aclaraciones terminológicas que haya requerido, serán una buena herramienta para detectar sus fallos, para enfrentarse a una lectura más detenida de determinados apartados y para confeccionar resúmenes y esquemas que le pueden ser útiles para el repaso final junto con el subrayado de aquello de lo que no se puede prescindir para entender lo que enuncia el epígrafe del texto básico y lo que le sigue.

No hay que olvidar que el texto de esta asignatura aplica siempre las explicaciones a los textos filosóficos seleccionados. Es muy importante leerlos todos, incluso los que aparecen en las citas, con el cuidado que merecen, comprobando los comentarios de la autora al respecto e incluso ampliándolos –si fuera posible-. Para ello, es fundamental conocer mínimamente la obra a la que pertenecen. El libro básico ofrece sucintas presentaciones cronológicas y temáticas de la misma en el marco de la obra conjunta de cada autor con el propósito principal de comprender globalmente el alcance de su filosofía, sus planteamientos, los problemas abordados por los distintos fragmentos que forman parte de una obra y su relación con las ulteriores. El estudio autónomo del alumno le permitirá recorrer junto con la autora estas palabras vivas y su sentido. Para ello, no se limitará únicamente a releer y retener, sino que tendrá que aprender a comentar por sí mismo los textos filosóficos, sirviéndose, eso sí, de la metodología adquirida y de los recursos de apoyo establecidos. Si a filosofar se aprende filosofando, a escribir se aprende escribiendo y a interpretar textos, interpretando. Así es el saber teórico-práctico de nuestra disciplina que, como estamos diciendo, se nutre de su historia no para repetirla, sino justamente para tener conciencia de que no se la está repitiendo.

La evaluación continua aquí propuesta, aun siendo voluntaria, es la mejor guía para el alumno en su práctica constante del comentario de textos filosóficos al que tenemos que hacer frente con honestidad para que, de la misma manera, vaya gestándose nuestro propio estilo filosófico.
Tanto para llevar a cabo esta evaluación, como para comprobar sus avances y reducir la soledad de su aprendizaje a distancia, las tutorías en los Centros en los que se hallan matriculados resultan imprescindibles.

Es de esperar que los alumnos y alumnas adquieran las competencias y lleguen a los resultados previstos haciendo uso de los medios de la enseñanza a distancia propios de nuestra Universidad y con los que en el último curso del Grado ya deben estar suficientemente familiarizados.

Dicha metodología de las actividades formativas propuestas, así como la distribución del tiempo asignado (ECTS) a cada una de ellas se distribuye entre:

1. La interacción con el equipo docente y los profesores tutores

Una vez leída atentamente esta guía de la asignatura, los alumnos pueden plantear sus dudas al equipo docente a través de los distintos medios habilitados por la UNED: presencialmente en las horas de atención de la profesora, por correo postal, electrónico, por teléfono y, principalmente, a través del foro sobre los contenidos de la asignatura moderado por el equipo docente dentro del curso virtual de esta asignatura. En el tablón de noticias se publicarán los cambios y eventos que sean de interés general. Disponen, asimismo de un foro para establecer contactos entre los alumnos, constituir grupos y trabajar en equipo.

Simultáneamente los alumnos entrarán en relación con los profesores tutores: presencialmente, asistiendo a las tutorías en sus correspondientes Centros Asociados, realizando sus consultas de modo on line al tutor asignado en su Campus o al T.A.R.

A estas actividades el alumno dedicará un máximo del 30% del tiempo asignado a la asignatura conforme a sus 5 ECTs., equivalente a 125 horas de trabajo. Hasta un 25% de este porcentaje será obtenido por su formación, tanto teórica como práctica, en la actividad tutorial, distribuyéndose el 5% restante entre las otras actividades de interacción.

2. Trabajo autónomo del estudiante

La asimilación de los contenidos require estudio y trabajo personal por parte del alumno hasta formar unos hábitos y destrezas acordes con las competencias generales y específicas mencionadas. Por su importancia, todavía mayor en una metodología de enseñanza a distancia, a dicho trabajo se le otorga el 70% del tiempo asignado a esta asignatura conforme a sus 5 ECTs, que se dividen entre:

a) La lectura y el estudio del texto básico impreso y disponible en el mercado y en las librerías de la UNED, selección y consulta de la bibliografía recomendada, prácticas de desarrollos temáticos y comentarios de textos, preparación y realización de las pruebas presenciales (exámenes): 60% de los ECTs.

b) Realización de resúmenes y redacción de temas, prácticas de comentario de textos contenidos en el materia básico: 10%.

Mediante estas actividades formativas, distribuidas entre 1) el trabajo autónomo, la lectura atenta y comprensiva de la bibliografía, la exposición de sus dudas en el foro del equipo docente y 2) la discusión colectiva en los foros de alumnos, la interacción –presencial y en línea- con  los tutores de sus Centros Asociados, Campus o red, así como mediante la realización optativa de una serie de ejercicios sobre textos filosóficos actuales que formarán parte de su evaluación continua y final, el alumno completará su formación en esta materia.

-->