Logo de la UNED

Madrid, 7 de diciembre de 2018




Mariano Artés, premio AEIM y memoria de expansión de la UNED


Mariano Artés, quinto rector de la UNED, ha sido distinguido con el Premio a la trayectoria académica y profesional de la AEIM (Asociación Española de Ingeniería Mecánica), que le ha sido entregado durante la cena de gala ofrecida a los casi 200 profesores y profesionales del área que asistían al XXII Congreso Nacional de Ingeniería Mecánica, con sede en la UNED. Entre sus méritos, además de los académicos destacaron los de gestión y los relacionados con la promoción, divulgación y difusión de la ingeniería mecánica a nivel nacional e internacional. Fuera de la Universidad ha sido vocal del Consejo Escolar del Estado, presidente de la European Association of Distance Teaching Universities, presidente de la Asociación Española de Ingeniería Mecánica y presidente de la Federación Iberoamericana de Ingeniería Mecánica. Calificado de gran innovador en su área, introdujo la informática en la enseñanza de la docencia y potenció la visibilización de resultados, apoyando las primeras publicaciones españolas en medios internacionales como Mechanims and machine Theory o Mechanical Systems & Signal Processing. Se ha distinguido por avalar líneas de investigación punteras y la comunicación de resultados en lengua española, ya que ha sido, entre otros proyectos, promotor, fundador y director de la Revista Iberoamericana de Ingeniería Mecánica.


Entrega de premio

Para nuestra comunidad universitaria, Mariano Artés ha sido el 5º rector de la UNED, desde 1987 hasta 1995. Ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Madrid, sobresaliente cum laude y premio extraordinario de doctorado en la misma, ejerció como catedrático, entre otras, en la Universidad de Oviedo y Visiting Professor en la State University of New York en Buffalo (EEUU). En la UNED ha impartido clases de las asignaturas Análisis avanzado de vibraciones en máquinas; Diseño y diagnóstico de máquinas; y Mecánica, campos en los que ha dirigido doce tesis doctorales.

Entre otros edificios, durante su mandato se reformó el de Humanidades y se construyó la Biblioteca Central

Entre otros edificios, durante su mandato se reformó el de Humanidades y se construyó la Biblioteca Central


Con 40 años se puso al frente de la universidad llamada a convertirse en la más grande de España por número de estudiantes. En sus años como gestor de la UNED el número de matrículas se multiplicaba geométricamente: las alumnas y alumnos buscaban su segunda oportunidad combinando estudios y trabajos y la universidad llegaba a todo el territorio nacional a través de la consolidación de los Centros Asociados en pueblos y ciudades de la península y las islas. Se apuntaba también hacia los centros en el extranjero; se recurría a la televisión y radio propias como la tecnología más eficaz del momento, para llegar a cualquier estudiante, estuviera donde estuviera; y ya en los 90, se iniciaba la virtualización de materiales. El número de facultades y titulaciones aumentaba según la demanda social. Muchos de los hoy emblemáticos edificios de la UNED fueron construidos, reformados o se proyectaron durante su mandato.


Hoy, el rector Artés sigue en la UNED como profesor emérito de Ingeniería Mecánica e imparte varias asignaturas. Pone a disposición de sus alumnos toda la sabiduría y la experiencia adquiridas en sus seis sexenios de actividad docente e investigadora, y supone para toda la comunidad universitaria la memoria de expansión de la UNED.



El rector Artés anfitrión de los reyes Juan Carlos I y Sofía. Foto cedida por Mariano Artés

El rector Artés anfitrión de los reyes Juan Carlos I y Sofía durante la investidura como doctores 'honoris causa' a los padres de la Constitución. Foto cedida por Mariano Artés


- Enhorabuena por su premio, profesor. Tras tantos reconocimientos académicos, nacionales e internacionales, ¿cómo recibe este premio a la trayectoria profesional y académica por parte de sus colegas?, ¿siguen conmoviéndole estas muestras de afecto y admiración?


Cuando se llega al final de una larga vida académica, estos gestos se reciben con gran emoción y satisfacción. Sobre todo, porque creo que están inspirados por el afecto que me tienen mis compañeros de profesión.


- Cuando proponen su candidatura al premio AEIM (Asociación española de Ingeniería Mecánica) 2018, durante el congreso celebrado en la UNED, resaltan su doble perfil de ingeniero y de humanista, ¿con cuál de los dos aspectos se identifica más?


No creo que se puedan separar. El ingeniero cuando concibe y diseña máquinas o productos de cualquier tipo siempre tiene que tener presente que su fin último es la mejora de las condiciones de vida de las personas a quienes van dirigidos.


- Se le presenta como impulsor de la AEIM y promotor de la Revista Iberoamericana de Ingeniería Mecánica, dos hitos en la visibilidad e impacto en su área de trabajo. ¿Qué pesa más en la toma de estas y otras iniciativas similares, la actualización técnica y tecnológica del sector o el acceso a un mercado de 572 millones de ciudadanos, posibles consumidores que, según el Instituto Cervantes, hablan español en el mundo?


En la concepción inicial de la revista, y como su principal objetivo, estuvo la idea de crear un medio de comunicación científica, con estándares de calidad internacionales, que sirviera tanto para la actualización técnica como para abrir vías de comunicación entre los ingenieros mecánicos del área iberoamericana, y no en el acceso al mercado. Sin embargo, con el tiempo, es indudable que también se acaba produciendo un impacto en el ámbito industrial.


Artés con el entonces ministro de Cultura, Jorge Semprún

Artés con el entonces ministro de Cultura, Jorge Semprún




- Ha ostentado importantes cargos de representación y gestión en instituciones nacionales, europeas e internacionales. Según su experiencia, ¿en qué situación se encuentra la Ingeniería Mecánica española en el contexto internacional? ¿Cuáles son los países punteros en estos momentos?


Creo que en un excelente momento. Si lo miramos desde el punto de vista científico, la contribución de los ingenieros españoles al progreso de esta disciplina es cada vez más importante como lo prueba el constante incremento del número de publicaciones científicas que aparecen en las mejores revistas del área que figuran en los listados del Journal Citation Reports. Pero, además, la importancia de la ingeniería mecánica española en el sector industrial es cada vez mayor. Basta con fijarse en lo que representa para nuestro país la industria de la automoción, la del ferrocarril o el sector aeronáutico, por citar solo algunos de los más conocidos, que compiten ventajosamente con los países más avanzados en todos los mercados globales.

- ¿Es usted de los que creen que cualquier tiempo pasado fue mejor o de los que opinan que lo mejor está por venir?


Si comparamos las condiciones de vida actuales de los seres humanos con las de hace unos pocos siglos hay que reconocer, a pesar de los graves problemas de desigualdad que sufre la humanidad, los enormes progresos alcanzados. Lo que es preciso es trabajar para que los avances tecnológicos puedan servir para mejorar las condiciones de vida de todos los seres humanos y no solamente de una parte.



- ¿Querría señalar los tres retos inmediatos que ha de afrontar el campo de la ingeniería mecánica?


El reto fundamental en este momento, desde mi punto de vista, es la digitalización de la industria, la denominada industria 4.0, que va a cambiar por completo el modo en que nos enfrentamos actualmente los ingenieros al diseño y la fabricación de nuevos productos.


- Y como Rector Honorífico de esta universidad, ¿cómo ve el horizonte de la UNED?


La UNED sigue siendo actualmente líder indiscutible en la enseñanza no presencial en nuestro país y una de las más importantes en el ámbito europeo, a pesar de que en los últimos años se han incorporado a la modalidad de enseñanza a distancia numerosas universidades tanto virtuales como tradicionales. Esto, indudablemente, da lugar a nuevos retos pero también es fuente de oportunidades, por lo que veo su futuro con optimismo y esperanza.


- Muchas gracias por su tiempo.

Mariano Artés



Aida Fernández Vázquez

Edición web: Elena Lobato Toledano

Comunicación UNED