Accesos directos a las distintas zonas del curso

Ir a los contenidos

Ir a menú navegación principal

Ir a menú pie de página

RELACIONES CON LA SOCIEDAD

Curso 2019/2020/Subject's code25501031

RELACIONES CON LA SOCIEDAD

NAME SUBJECT RELACIONES CON LA SOCIEDAD
CODE 25501031
SESSION 2019/2020
DEGREE IN WHICH IT IS OFFERED MÁSTER INTERUNIVERSITARIO EN SOSTENIBILIDAD Y RSC (UNED-UJI)
TYPE CONTENIDOS
ECTS 15
HOURS 375.0
PERIOD SEMESTRE  1
OFFER LANGUAGES CASTELLANO

PRESENTACIÓN Y CONTEXTUALIZACIÓN

 

El módulo Relaciones con la Sociedad tiene carácter optativo, se imparte en el primer cuatrimestre y consta de 15 créditos desarrollados en los siguientes bloques temáticos:
 

  1. Acción social de la empresa y partenariado
  2. Consumo responsable
  3. Empresa e innovación social
  4. Economía colaborativa
  5. Políticas de RSC en países en desarrollo

 

En este Módulo se abordan los conocimientos básicos relacionados con la acción social, el nuevo papel de la ciudadanía y los diferentes modelos para el análisis de información y la toma de decisiones; se valora tanto el concepto de ciudadanía aplicada al mercado, como la viabilidad y éxito de las formas de consumo político, la economía colaborativa y las Políticas de RSC en países en desarrollo.

La estrategia de inversión en la comunidad que realiza la empresa es razonable tanto desde el punto de vista social como empresa, siempre que persiga verdaderamente objetivos sociales en paralelo a los empresariales y se enmarque en una política general de responsabilidad social. A esta estrategia de relación con la comunidad se le denomina “acción social de la empresa” (ASE), así como, entre otras denominaciones, “filantropía empresarial o corporativa". Es una estrategia que debe ser resultado de la combinación de objetivos sociales y económicos, enmarcada en la política general económica, social y medioambiental de la empresa.

A través de su participación en el mercado, la ciudadanía actúa como motor impulsor de la RSC, ofreciendo incentivos o penalizaciones a las empresas en función de sus resultados sociales o medioambientales. Esta extensión de la ciudadanía se ha denominado “ciudadanía de mercado”, ya que supone una extensión de la noción clásica de ciudadano a los intercambios económicos. Los ciudadanos de mercado extienden su compromiso civil o político a la esfera económica, haciendo de la contratación de productos o servicios una herramienta de expresión y presión, en definitiva una vía para influir en políticas públicas o privadas.

A la hora de diseñar o evaluar planes, programas o iniciativas en los que empresas, instituciones y ciudadanos interactúan, es crucial entender que la comunicación entre unos y otros agentes no es "transparente", sino que está mediada por distintos factores psicológicos, sociales, lingüísticos, culturales, ideológicos, etcétera. Se revisan algunos de estos factores, con el objetivo básico de que los diagnósticos, planes de comunicación y otras intervenciones en favor de la sostenibilidad y de afianzar un papel positivo para las empresas sean más eficaces.

La empresa social constituye el ejemplo de empresa responsable que trata de dar de dar soluciones a problemas ambientales y sociales ofertando en el mercado productos y servicios competitivos y responsables. Conocer qué tipos de empresas existen, cómo se gestionan y qué instrumentos utilizan para evaluar su contribución económica y social (impacto social) es el objeto de este bloque. Por este motivo, el análisis de la economía colaborativa se configura como un epígrafe ya que se ha convertido en una fórmula cada vez más extendida en nuestra sociedad.

Es relativamente frecuente, tanto en revistas especializadas como en el lenguaje común, hablar de países en desarrollo sin que se tenga una idea clara de cuáles son las características que debe cumplir un país para que se le pueda englobar dentro de esta categoría. En la mayoría de los casos se desconoce si estamos haciendo referencia a un concepto estrictamente económico –lo que generalmente asimilamos con pobreza- o si estamos refiriéndonos a un ámbito más amplio que englobaría también aspectos sociales y, generalmente, se excluyen las características políticas de las diferentes naciones o regiones. Sin embargo, el concepto de subdesarrollo abarca un amplio espectro de indicadores, incluidos aspectos políticos e institucionales.

-->