Accesos directos a las distintas zonas del curso

Ir a los contenidos

Ir a menú navegación principal

Ir a menú pie de página

EVALUACIÓN DE LOS PROGRAMAS SOCIALES.

Curso 2019/2020/Subject's code29902150

EVALUACIÓN DE LOS PROGRAMAS SOCIALES.

NAME SUBJECT EVALUACIÓN DE LOS PROGRAMAS SOCIALES.
CODE 29902150
SESSION 2019/2020
DEGREE IN WHICH IT IS OFFERED MÁSTER UNIVERSITARIO EN PROBLEMAS SOCIALES
TYPE CONTENIDOS
ECTS 3
HOURS 75.0
PERIOD ANUAL
OFFER LANGUAGES CASTELLANO

PRESENTACIÓN Y CONTEXTUALIZACIÓN

La razón de ser de la evaluación es hacer efectivo el cumplimiento de un ciclo básico de toda intervención: planificar, ejecutar y examinar, tanto el proceso como los resultados de una iniciativa, un proyecto, un programa o una actuación múltiple e integral de cambio social estructural. Esto permite implementar la acción mejorando o corrigiendo aquellos elementos que no hayan sido adecuados durante la intervención.

La finalidad de los programas de evaluación social es identificar disfunciones, corregirlas y consolidar los aspectos estratégicos y operativos más fiables de una intervención. La evaluación social de proyectos es una herramienta necesaria para perfeccionar los espacios de decisión de los actores políticos, administrativos y técnicos de la intervención social.

La evaluación tendrá como principal objetivo determinar el grado de eficacia, efectividad y eficiencia con que han sido empleados los recursos destinados a alcanzar las metas previstas, así como la magnitud con que se produjeron los cambios en la población con la que se actuó. La evaluación de resultados se suele realizar teniendo en cuenta su diseño y los indicadores seleccionados previamente a la finalización de la actividad. Los análisis de resultados más utilizados suelen disponer de indicadores numéricos y objetivos cuantificables, comparándolos con el antes y el después de una actividad concreta; pero también se suele tener en cuenta aspectos más cualitativos. Si bien la preferencia sigue siendo el uso del método cuantitativo-experimental para la evaluación de proyectos, cada vez se opta más por una complementación cualitativa de los resultados. El paradigma dominante es la evaluación sumativa, cuantitativa y orientada por objetivos.

Aunque existe amplio consenso de la necesidad de establecer entes y mecanismos independientes o autónomos de evaluación, con la aspiración de lograr una mayor rentabilidad social de los proyectos y tomar mejores decisiones en materia de inversión de recursos, la realidad de la evaluación no está exenta de críticas y debilidades.


Las organizaciones internacionales, a las cuales pertenece España, recomiendan que los procesos evaluativos sean continuos y abarquen el diseño estratégico, la planificación operativa, las fases de implementación y los resultados de la intervención. Los fundamentos científicos y técnicos que respaldan esta evaluación continua son:

  • Determinación de los aspectos funcionales más positivos de una intervención.
  • Responder a la pregunta de porque no funciona una intervención, o un aspecto de la misma, y establecer las correcciones pertinentes.
  • Hacer efectivo la rendición de cuentas de los responsables de las intervenciones, programas e iniciativas sociales.
  • Optimizar los recursos materiales, humanos y los plazos destinados a la intervención.
  •  Perfeccionar los procesos evaluativos.
-->