Accesos directos a las distintas zonas del curso

Ir a los contenidos

Ir a menú navegación principal

Ir a menú pie de página

NUEVAS NECESIDADES DE INFORMACIÓN CIUDADANA

Curso 2019/2020/Subject's code29903098

NUEVAS NECESIDADES DE INFORMACIÓN CIUDADANA

NAME SUBJECT NUEVAS NECESIDADES DE INFORMACIÓN CIUDADANA
CODE 29903098
SESSION 2019/2020
DEGREE IN WHICH IT IS OFFERED MÁSTER UNIVERSITARIO EN COMUNICACIÓN, CULTURA, SOCIEDAD Y POLÍTICA
TYPE CONTENIDOS
ECTS 4
HOURS 100.0
PERIOD SEMESTRE  2
OFFER LANGUAGES CASTELLANO

PRESENTACIÓN Y CONTEXTUALIZACIÓN

Nunca antes tanta información estuvo tan al alcance de todos. A golpe de varios clicks, desde cualquier lugar y con casi cualquier dispositivo que se conecte a internet, es posible acceder a una ingente cantidad de datos sobre nuestras sociedades. No obstante, esta mayor facilidad para acceder a la información conlleva las dos siguientes paradojas. La primera, que la sociedad de la información no tiene porqué conducir necesariamente a una sociedad del conocimiento ni a una ciudadanía bien informada. Esto sucede así, por una parte, porque no suele ser fácil manejar tantos datos ni interpretarlos correctamente, a veces ni tan siquiera por los expertos; y por otra, porque la mayor parte de la información que recibimos está tratada por intermediarios, fundamentalmente los medios de comunicación de masas y las redes sociales, que la pueden modificar, distorsionar o manipular.

A esta primera paradoja, que la información no es sinónimo de conocimiento, la acompaña otra: pese a la abundancia de datos, el peso del sentimentalismo o de las emociones a la hora de analizar y procesar la información ha pasado al primer plano. Tal y como señala el diccionario de Oxford, la posverdad se define como las “circunstancias en las cuales los hechos objetivos tienen menos influencia en la conformación de la opinión pública que las emociones y las creencias personales”.

Se le ha concedido a la posverdad un papel decisivo a la hora de explicar el ascenso de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos y la victoria del Brexit en el Reino Unido. Ciertamente, en ambos casos se retorcieron argumentos y datos para apelar a las emociones con el fin de influir en la opinión pública y finalmente en el voto, algo que, por otra parte, cualquier partido político hace en cualquier campaña electoral. Pero frente al peso del sentimentalismo y de las emociones, es importante tener las herramientas necesarias para procesar correctamente los datos e interpretar adecuadamente la información, y formar así una opinión pública no manipulada con datos sesgados.

Tener la capacidad de producir un buen dato e interpretar bien las estadísticas sociales es fundamental, no solo para lograr una ciudadanía bien informada, sino también para confeccionar políticas públicas que mejoren la sociedad. En una sociedad sin datos, se gobierna en la oscuridad. Una sociedad bien informada está capacitada, en cambio, para detectar los grandes problemas sociales y encontrar la mejor forma de abordarlos para construir una sociedad mejor.

Esta asignatura es, por lo tanto, ideal para estudiantes avanzados en ciencias sociales, que van a generar y a gestionar muchos datos. También para periodistas y graduados en Ciencias de la Comunicación, los encargados de transformar los números en información. Finalmente, es útil para cualquier ciudadano puesto que, en último término, cada uno de nosotros somos los que interpretamos la información y, además, hoy en día cumplimos al menos el doble rol de receptores y también de difusores de datos a través de las redes sociales, por lo que en estos tiempos nuestra responsabilidad con la información es mayor que nunca. ¿Cómo tratar los datos de manera precisa? ¿Cómo transmitirlos eficazmente, con rigor y parsimonia, sin caer en derrapes interpretativos? ¿Cómo filtrar y criticar la información para ser ciudadanos conscientes de la realidad? Estas preguntas y otras muchas son respondidas en este curso.

-->