Portal Web de la UNED Facultad de Políticas y Sociología, Universidad Nacional de Educación a Distancia

Buscador general

Accesos directos


INICIO FACULTAD

Trámites administrativos
Soporte técnico
Quejas y sugerencias

Profesorado y asignaturas
Departamentos

Directorio de Gestión

Decanato
Junta de Facultad

Calidad

TITULACIONES






Másteres Policiticas y Sociologia
Doctorado Politicas y Sociologia

Presentación del libro “Origins and Destinations. The making of the second generation”

Renee Luthra, Thomas Soehl, Roger Waldinger, 2018, Russell Sage Foundation, New York.

José M. Arribas, UNED.

Roger Waldinger es sociólogo, doctor por la Universidad de Harvard, y director del UCLA Center for the Study of International Migration. Está considerado uno de los especialistas mundiales en migraciones internacionales, y es miembro del consejo asesor de Empiria desde 2010, donde ha publicado sobre transnacionalismo, y “Transformación de inmigrantes en nacionales” (nº 22, 2011. Presentación de Cecilia Inés Jiménez del texto clásico: “Transforming foreigness into Americans”, en “The New Americans”, 2007, Harvard University Press.

Sus inicios como investigador social están marcados por trabajos sobre sociología económica, mercados de trabajo y pequeños empresarios étnicos, donde pone el acento en la persistencia de la etnicidad como factor de estratificación y en la forma como se manifiesta en las concentraciones urbanas. A lo largo de su carrera académica ha abordado numeroso temas relevantes para el estudio de las migraciones internacionales como puede observarse en la página de UCLA, donde aparecen sus publicaciones organizadas en epígrafes como: Transnationalism, Diasporas, “Here-There” Connections , The Debate Over Assimilation; The Economic Sociology of Immigration; Immigration and the City; Immigrant Workers and Labor Unions; Ethnic Entrepreneurship; Immigration Policy and the Politics of Immigration . Un amplio espectro que da buena cuenta de cuales han sido sus intereses intelectuales.

Roger Waldinger contempla los procesos migratorios como mecanismos de movilidad social tanto en su dimensión macro, como en la dimensión más individual, pues considera el proceso de adquisición de la nacionalidad como un proceso en el que intervienen tanto la presión de la sociedad de acogida por asimilar a los extranjeros, como actitud y estrategias de los propios migrantes. En todo ello juega un importante papel el contexto social de los procesos migratorios, así como el tratamiento que se ha ido dando a la etnicidad en cada momento histórico concreto, pues la etnicidad es una construcción social. Son conocidas sus críticas al sociólogo Alejandro Portes, otro de los principales expertos en migraciones internacionales, y sus teoría de la movilidad descendente, según las cuales, la segunda generación acabaría destinada a formar parte de los sectores marginales de la sociedad de acogida, los “underclass”. Waldinger o colegas suyos como Rogers Brubaker, aportan una visión más optimista al considerar la asimilación ascendente de los migrantes llegados a los EEUU, y reconducen el tema de la asimilación hacia aspectos socioeconómicos, dejando a un lado cuestiones como la identidad cultural para centrarse en los proceso de adquisición de la ciudadanía. Tal vez su tema de más actualidad sea el debate entre asimilación o integración de los inmigrantes, o como tradujimos en Empiria, el proceso de transformación de los inmigrantes en nacionales.

El tema de la asimilación de los inmigrantes era considerado durante los años 1960, en el sentido de que éstos debían asimilar los valores centrales de la sociedad de acogida bajo el modelo llamado WASP, algo que suponía abandonar los rasgos específicos de sus culturas de origen para adoptar el de las clase medias blancas, pero a lo largo de los años 1970 comenzó a predominar el discurso del llamado “derecho a la diferencia”, así como el auge de los llamados estudios culturales. Los nuevos asimilacionistas, en cambio, se van a centran en cuestiones prácticas como los logros educativos, laborales, residenciales, haciendo una apuesta que incorpora el giro socioeconómico al debate sobre los procesos de asimilación e incorporación de inmigrantes. Un nuevo marco de debate en el que se pasará de contemplar la aculturación a los procesos de asimilación social y económica. Asunto complejo en la actualidad, dado que ascensor social que caracterizaba a las modernas sociedades industriales se encuentra deteriorado, y surgen evidencias de que el elemento étnico y el origen nacional son, de nuevo, un elemento estigmatizador de los migrantes (Jimenez, Pedreño, García Borrego). Hasta hace pocas décadas las distintas corrientes teóricas tendían a imaginar las futuras sociedades como no étnicas, dentro de una línea de progreso continuo que con el paso del tiempo jugaría un papel homogeneizador, pero la etnicidad sigue siendo considerada como elemento de reivindicación por parte de grupos minoritarios o un factor de estigmatización, de ahí la importancia del giro de los nuevos asimilacionistas. En este sentido, Waldinger sostiene, que ya no es necesario elegir entre asimilación y retención étnica, pues los nuevos americanos son más libres ahora para elegir diferentes estrategias de incorporación.

Waldinger también ha criticado las visiones simplificadoras del transnacionalismo, véase Empiria19, 2010 “Rethinking Transnationalism”, uno de los temas centrales de los estudios migratorios durante los inicios de la globalización. Uno de sus últimos libros: A century of transnationalism: Immigrants and their homeland connections, publicado con Nancy Green ponía de manifiesto cómo las migraciones transoceánicas del siglo XIX y XX favorecieron el surgimiento de nuevas ideas y corrientes políticas, por ejemplo los movimientos nacionalistas que se gestaron en el exilio, pues el transnacionalismo ha de entenderse como “el conjunto de relaciones mutuas producidas en el campo de las ideas, la información y los recursos, así como los compromisos políticos y comunitarios”, no obstante Waldinger ha vuelto a un tema estudiado con anterioridad como es la segunda generación de inmigrantes.

El libro que presentamos aborda una nueva vía de enfocar la sociología de la segunda generación, rompiendo con la perspectiva tradicional que ponía el foco solamente en el modo cómo se despliegan las trayectorias biográficas de la segunda generación. Al asumir las trayectorias de los migrantes en orígenes y destinos, los autores han buscado subrayar la naturaleza internacional de la migración en el cruce de fronteras, y la influencia que tienen en el proceso ambos lados. Una perspectiva que aborda la doble naturaleza de las migraciones: como movimiento entre naciones (unidades sociales) y como movimientos entre Estados (unidades territoriales). Los autores ponen de manifiesto cómo los descendientes de los inmigrantes se crían y educan “aquí, pero por padres que fueron criados y educados “allí”; teniendo en cuenta además, que los padres ya no son los mismos que cuando llegaron al país de acogida, pues nunca podrán desprenderse del proceso de socialización y aculturación que experimentaron en sus países. El contexto de migración implica un legado de la sociedad originaria que se transmite desde los padres educados fuera hacia los hijos educados en EEUU; y en la medida que los flujos de migración hacia Estados Unidos se han diversificado, también lo hacen las fuentes culturales y las influencias extranjeras.

Para los migrantes, el movimiento desde un mundo en desarrollo hacia el mundo desarrollado de los países ricos es transformador: los medios que encuentran en las sociedades de acogida se extienden más allá de allá de las ventajas personales, y los inmigrantes y sus hijos terminan beneficiándose de las inversiones en bienes públicos, seguridad social o estabilidad política, habitualmente en un contexto de crecimiento económico. Los migrantes pueden beneficiarse de muchas concesiones a pesar de los mecanismos de control utilizados para mantener a raya a la población de fuera, unos mecanismo diseñados, en realidad para ordenar y seleccionar a la inmigración, que sirven para tamizar y estratificar a los nacidos fuera.