Logo de la UNED

Madrid, 11 de febrero de 2020




Armas de estudiante: los exámenes de febrero en bases militares internacionales

El rector de la UNED, Ricardo Mairal Usón, flanqueado por la secretaria general, Rebeca de Juan Díaz, y la vicesecretaria general de Pruebas Presenciales Cristina Sánchez Romero, saludaron a los militares que se examinaban en bases de África y Oriente Medio, en la convocatoria de febrero. La conexión multipunto unió el rectorado de la UNED con los alumnos en misión internacional en El Líbano, Somalia, República Centroafricana, Iraq, Afganistán y Turquía.




El esfuerzo tecnológico permanente de la UNED permite a los alumnos demostrar sus conocimientos y presentarse a evaluación estén donde estén. “Nuestra misión es garantizar la formación superior y certificarla cuando procede a todos los ciudadanos españoles, no importa dónde se encuentren. Y es un orgullo conseguirlo aplicando una metodología y desarrollando una tecnología que nos permite llegar cada vez más lejos, cada vez a más estudiantes”, señalaba el rector.


Tras el arranque de primeras horas de la mañana, con sus dosis de nervios ante los exámenes por parte de los militares; sus dosis de prisas en la sede del rectorado mientras se cableaba la sala y se comprobaban las videoconexiones; y las últimas decisiones del equipo comandado por la vicesecretaria Sánchez Romero, comenzaban los exámenes. Todos a la vez, todos regidos por el horario peninsular español.




Estudiar en tierra hostil


UNED

Acabados la mayoría de los ejercicios, a mediodía, desde Madrid, el rector, la secretaria general y la vicesecretaria de pruebas presenciales conectaban con los tribunales de exámenes, tan lejanos, pero tan presentes en las pantallas de la sala. Se entablaba un diálogo de felicitación, deseos de superación y agradecimientos a los mandos de las misiones militares internacionales por la colaboración prestada a los alumnos. Varios medios de comunicación, testigos de la e-reunión participaban también en tan peculiares exámenes.

Los examinandos demostraban el saber adquirido en distintos niveles de educación superior: desde el curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años al máster en Prevención de Riesgos Laborales, seguridad en el trabajo, higiene industrial y ergonomía y psicosociología aplicada; pasando por los grados de ADE, Ciencia Política y de la Administración, Criminología, Derecho, Economía, Estudios Ingleses, lengua, literatura y cultura; y Geografía e Historia.

Los medios les preguntaban cómo se las arreglaban para estudiar en fronteras vulnerables a tantos conflictos, a veces en tierra hostil; cómo encajaban el tiempo de estudio en agendas diarias repletas de actividades medidas milimétricamente, al segundo; cómo lograban habilitar un entorno confortable para concentrarse en la preparación de los exámenes… “Como podemos” le respondían los alumnos. Y entre los matices aportados por cada uno se podía entrever que la disciplina, una cualidad asociada en general a las y los militares, era una de sus armas favoritas para preparar, y superar, los exámenes.



UNED

El acuerdo suscrito entre la UNED y el Ministerio de Defensa hace años permite la colaboración entre ambas instituciones y hace posible que los militares y civiles dependientes del ministerio puedan realizar sus exámenes estén donde estén. El despliegue de medios técnicos en esta convocatoria de febrero garantiza la conexión multipunto entre el rectorado de la UNED en Madrid y las bases donde se realizaban pruebas presenciales.


UNED_ODS






Aida Fernández Vázquez

Fotografías: Sonia Cubillo

Comunicación UNED