Logo de la UNED

Madrid, 6 de septiembre de 2021




El arte de organizar eventos en pandemia, tema central del VI Congreso ‘El protocolo contemporáneo. Evolución, cambios y nuevas perspectivas’, de la Fundación UNED

¿Cómo organizar un evento sin crear un foco de contagio? ¿Cómo imponer medidas sanitarias sin que interfieran en la atención y el interés de los asistentes? ¿Cómo hacer que el protocolo siga siendo un arte a pesar de una pandemia? Éstas y otras preguntas serán debatidas en el VI Congreso Internacional ‘El protocolo contemporáneo. Evolución, cambios y nuevas perspectivas’, organizado por la Fundación UNED y al que se esperan asistan de manera virtual más de 300 profesionales de Europa e Iberoamérica.

La COVID-19 ha cambiado las reglas del juego, incluso en una profesión marcada por rituales y tradiciones como puede ser el protocolo. Durante este tiempo de pandemia, los profesionales de los eventos han reinventado su forma de trabajar para seguir dando vida a su oficio. A partir del 20 de septiembre, cientos de ellos se reunirán en el VI Congreso Internacional ‘El protocolo contemporáneo. Evolución, cambios y nuevas perspectivas’ para poner en común todo lo que han aprendido y debatir el futuro de los eventos en la sociedad post pandémica.

Dolores del Mar Sánchez González, coordinadora del Master Universitario de Protocolo de la UNED y una de las organizadoras del evento, espera que participen “aproximadamente unas 300 personas, fundamentalmente de Europa e Iberoamérica. En la actualidad, hay inscritos de Portugal, Chile, Colombia, Nicaragua, Guatemala, México, Brasil, Perú, Argentina, Uruguay, Honduras, Ecuador, además de congresistas procedentes de España”.

La organización prevé una “amplia participación” porque el congreso ha sido convocado “de forma exclusivamente virtual”. “Esto permitirá llegar a cualquier parte del mundo sin las limitaciones que impone un modelo presencial único, o la pérdida de canales comunicativos con los asistentes de forma no presencial”, explica.



Foto

La elección del modelo exclusivamente virtual ha sido muy meditada por los organizadores, nos cuenta la profesora, “tras haber tenido que suspender la realización del Congreso el año pasado y debido a la imposibilidad de contar con los espacios suficientes para garantizar la distancia se seguridad legalmente obligatoria establecida tras la COVID, sin tener que acudir a un sistema de mesas paralelas que dificulta el seguimiento directo de todas las actividades”.

El impacto de la pandemia en la organización de actos y eventos en todo el mundo será el tema central del congreso. “Vamos a analizar cómo se han tenido que reinventar los profesionales del sector para proporcionar nuevas experiencias, las herramientas e instrumentos que pueden emplearse para lograr una comunicación eficaz, completa y sostenible, y cómo arbitrar nuevos canales de comunicación con los respectivos públicos”, informa González.

El papel de las nuevas tecnologías y el paradigma de los nuevos medios de comunicación y, específicamente de las plataformas digitales tendrán un espacio importante en el congreso. Así como las Relaciones Públicas y la comunicación institucional no verbal.

“Aunque la pandemia no haya modificado directamente el protocolo, entendido como conjunto de normas, usos y costumbres que determinan el orden de celebración de un acto o evento, sí que ha creado una mayor sensibilidad en torno a la investigación y se están produciendo nuevas perspectivas educacionales en diversos países para consolidar su carácter disciplinar científico mediante la implantación de titulaciones de calidad bajo el control directo de Universidades”, explica.


UNED

En opinión de la profesora, el protocolo produce “sentimientos encontrados”. “Tiene defensores y detractores Pero debemos concienciar a la gente de que no se trata de cumplir las normas o saltárselas, sino de vivir, o mejor, convivir en sociedad. El protocolo ha superado el carácter honorífico con que fue concebido y ya no consiste tan sólo en establecer la utilización de ciertos elementos decorativos. Si algo se ha puesto de manifiesto en los últimos tiempos es que puede ser una potente herramienta de comunicación interpersonal e interinstitucional”.

El protocolo es un arte que se ha modernizado y adaptado al siglo XXI, y eso también se discutirá en el congreso. “Ya no estamos ante el viejo protocolo rancio, trasnochado y caduco de otros tiempos en el que la pelea era conseguir unos honores y privilegios frente a los de los demás, gracias a una posición social o política. Ahora lo que importa son las personas y las instituciones. Las sociedades buscan en el protocolo una importante vía de trasmitir una imagen institucional seria, consciente, democrática y, sobre todo, acorde con unos determinados principios y valores”.

Este congreso, que organiza la Fundación UNED, defiende la idea de que el protocolo debe ordenar para mejorar la convivencia y consolidar la identidad e imagen de personas, empresas, instituciones y corporaciones.

“Esperamos que el congreso refuerce los ricos lazos existentes con toda la comunidad iberoamericana en aras de consolidar proyectos de investigación conjuntos, o al menos interconectar grupos de investigación multidisciplinares. Además, queremos contribuir a crear un espacio de encuentro entre profesionales, investigadores y estudiosos del protocolo para diseñar el futuro del protocolo como ciencia, disciplina y método de trabajo. También trataremos de crear un espacio jurídico y comunicativo para que las organizaciones e instituciones tengan un cuerpo jurídico adecuado que regule el protocolo y las relaciones públicas”, concluye la profesora.

UNED


Comunicación UNED

Edición web: Rafael Carretero del Puerto
UNED

C/ Bravo Murillo, 38, 3ª planta. 28015 Madrid
comunicacion@adm.uned.es
uned.es