Logo de la UNED

Madrid, 20 de diciembre de 2021




Una investigación explora la organización cerebral según la identidad de género, antes del tratamiento hormonal

La revista Scientific Reports publica la investigación de la UNED y la Universidad de Barcelona (UB) que explora la organización cerebral en función de la identidad de género antes del tratamiento hormonal de afirmación de género. El equipo del Departamento de Psicobiología de la UNED liderado por el catedrático emérito Antonio Guillamón, con la doctora Carme Uribe de la UB, utilizó la resonancia magnética funcional para desentrañar cómo funciona el cerebro en relación con la identidad de género.


Leer el artículo completo

Con el título Brain connectivity dynamics in cisgender and transmen people with gender incongruence before gender affirmative hormone treatment (Uribe C, Junque C, Gómez-Gil E, Díez-Cirarda M, Guillamon A) la revista Scientific Report publica la reciente investigación de Antonio Guillamon, catedrático emérito del Departamento de Psicobiología, y su equipo. Los investigadores utilizaron la resonancia magnética funcional para estudiar cómo dialogan entre sí las diferentes redes de las estructuras cerebrales y cómo ese diálogo va cambiando en fracciones pequeñas de tiempo.

Guillamón y su equipo midieron la activación de las diferentes estructuras cerebrales en fracciones de tiempo de 50 segundos para estudiar cómo cambian las conexiones funcionales que se establecen entre ellas, identificando diferentes estados. Aplicaron esta tecnología para desentrañar el profundo misterio de la organización cerebral en relación con la identidad de género.


Foto

UNED




Gracias a la investigación se describieron cuatro grandes estados de conectividad cerebral, y aunque la naturaleza de estos estados no cambia entre hombres transgénero y hombres y mujeres cisgénero, lo que sí cambia es la manera en la que se alternan los diferentes estados de conectividad cerebral según se sea hombre transgénero, hombre cisgénero o mujer cisgénero.

El trabajo destaca la importancia de estudiar las interacciones de las redes del cerebro como un todo en lugar de hacer diferencias por conectividad regional. Además, proporciona una explicación funcional, a partir de la evidencia espaciotemporal, de la hipótesis del profesor Guillamon y su equipo que propone diferentes endofenotipos cerebrales en función de la identidad de género.

¿Qué avances aporta la nueva publicación en cuanto a las funciones del cerebro en relación con la identidad de género? “Es el tercer paso que da nuestro grupo y encontramos siempre lo mismo, aun utilizando diferentes niveles de análisis de neuroimagen cerebral. Con resonancia magnética estructural y cuantitativa, que mide la morfología del cerebro, hace unos pocos años descubrimos que variaciones en la estructura de la corteza cerebral y los grandes fascículos cerebrales se asocia a las cuatro identidades binarias (hombres cisgénero, hombre transgénero, mujeres cisgénero, mujeres transgénero). Entonces decidimos abordar cómo la fluye la información en el cerebro a partir de la activación cerebral durante el reposo. Esto es, realizando una aproximación matemática por medio de algoritmos que nos muestran como se relacionan las distintas regiones cerebrales, lo que se conoce como conectividad estática cerebral. Promediando las señales también encontramos cuatro endofenotipos asociados a las cuatro identidades de género binarias. En este último trabajo, lo que es fascinante es que cuando estudiamos cómo fluye la información a lo largo de unos segundos de tiempo también encontramos que ésta discurre de forma específica para cada identidad de género. El cerebro funciona de forma diferente para hombres cisgénero , mujeres cisgénero y hombres transgénero. Es la primera vez que se demuestra un hecho de este tipo en relación con la identidad de género y apoya nuestra teoría de la existencia de cuatro endofenotipos cerebrales en relación con la identidad. ¿Qué hay más íntimo con respecto a la identidad sino como fluye la información cerebral? Por eso , hemos empezado a hablar en nuestras publicaciones científicas que el yo no es algo neutro, sino que tiene género, en la publicación en inglés lo denominamos gendered self. Pensamos que es un paso importante en el conocimiento de nuestra propia naturaleza”, explica el professor Guillamón.

UNED


Comunicación UNED

Edición web: Rafael Carretero del Puerto
UNED

C/ Bravo Murillo, 38, 3ª planta. 28015 Madrid
comunicacion@adm.uned.es
uned.es