Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2008

Galeria de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Cádiz
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Palma
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Málaga
Mérida
Palencia
Plasencia
Pontevedra
Segovia
Tenerife
Vila-Real
Viveiro
Edición 2009>> Noticia
ÁVILA - 8 de julio

`Civilización no hay más que una, lo demás son culturas'

`La civilización es una antorcha que se va pasando de unos a otros. El cero lo trajeron los árabes y con él, los americanos han llegado a la luna'


Son palabras de  Enrique Meneses que ha compadecido ante los medios junto a Rosa María Calaf, dos pesos pesados del reporterismo español, dos periodistas de vasta mirada que intentan comprender qué es lo que pasa y cuáles son sus causas, huyendo de la simpleza del titular espectacular. Una escuela, desgraciadamente, en vías de extinción.

 


‘Duro con los duros, compasivo con los débiles’ es el consejo que Meneses da a los jóvenes periodistas. Este legendario reportero que ascendió a Sierra Maestra con el Ché Guevarra y Fidel Castro durante la Revolución Cubana, que fue corresponsal en la India y Oriente Medio, que  cubrió la guerra del Canal de Suez afirma, contundente, que ‘la imparcialidad en el periodista es un cuento chino’, poniendo como ejemplo el conflicto árabe-israelí,  donde las fuerzas son absolutamente desiguales, y que él define como ‘la ocupación más larga del mundo’.

Rosa Mª Calaf ahonda en la cuestión y defiende que ‘hay que ponerse del lado del débil, porque  por encima de todo, están los Derechos Humanos. Lo más difícil es mantener un equilibrio entre la diversidad y los derechos más básicos del hombre’  y el  hecho cultural no puede justificar  comportamientos no respetables, como las ejecuciones que se realizan en Pakistán por delitos contra el honor.

‘Civilización no hay más que una, igual que sólo hay una raza humana’ afirma Meseguer, lo demás son culturas.

‘Lo que no es blanco no vende’ y blanco son los intereses occidentales. Rosa Mª Calaf

¿Cuál es el principal problema al  que se enfrenta el periodismo?, para el secretario de Reporteros sin Fronteras (RSF) Rafael Jiménez, además de los ejércitos regulares, los grupos paramilitares, las guerrillas radicales de uno y otro signo, las mafias, o la censura de los gobiernos… los enemigos están también dentro del periódico, en los intereses económicos que controlan la información. Y denuncia que ‘la crisis se está cebando con el periodismo que se encuentra en un momento crítico’.

Calaf va más lejos y apunta que ahora la censura ahora es más sutil, ‘no te  dicen lo que debes contar pero si de qué tienes que hablar’. La información se mueve entre estereotipos y cuando el periodista pretende explicar el contexto, te encuentras con silencios. ‘Lo que no es blanco no vende’ y blanco son  los intereses occidentales. Así, atentados con menor pérdida de vidas humanas ocupan más páginas y horas de emisión si las víctimas son occidentales, y se puede llegar al esperpento mediático de los famosos calcetines de Esperanza Aguirre.

Meseguer ilustra la idea con su experiencia en el periódico francés Paris Mach, que solo prestó atención a la revolución cubana cuando secuestraron  a Fangio, el famoso piloto de fórmula 1, sólo entonces el periódico se acordó que tenía un corresponsal allí, Meneses, y por primera vez  Occidente miró a Cuba.

‘El informador debe trabajar para servir a la sociedad no para servirse de ella’ una situación que hoy se da en todo el mundo, asegura Calaf. ‘Si un informativo no nos ayuda a entender mejor el mundo es que no cumple su función’ y relata cómo se repitió cientos veces la imagen de dos jóvenes antiglobalización rompiendo cristales durante la cumbre del G20, soslayando  mostrar la realidad de los miles de personas que día a día se manifestaban  pacíficamente contra la globalización.

Hablando de Internet

Meneses asegura que no es posible controlar el flujo de Internet, que los esfuerzos que ahora mismo está destinando el gobierno chino para controlarle la herramienta (300 millones de dólares)  mucho mayores que su presupuesto en I+D, están abocados al fracaso. Frente al riesgo, que Calaf apunta, de las falsas informaciones, Meneses recuerda que los testimonios de la gente siempre  han sido utilizados para elaborar las informaciones, hoy como ayer, y que en ocasiones gracias a otros testimonios se han podido demostrar que eran falsos.

Internet ayuda a la libertad de expresión, reflexiona Calaf, pero no debemos olvidar que una imagen no lo es todo, que se trata de una visión parcial de la realidad y que precisamente por ello, es tan importante la labor del periodista. Él es quién debe saber qué contar, quién puede contextualizar para que esa porción de la realidad adquiera su auténtico sentido.

Rosa Maria Calaf, Enrique Meneses representan la inteligencia, la sensibilidad y el valor de una profesión que hemos tenido el lujo de conocer en los cursos de verano de Ávila.

Sol Polo


   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010