Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2008

Galeria de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Cádiz
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Palma
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Málaga
Mérida
Palencia
Plasencia
Pontevedra
Segovia
Tenerife
Vila-Real
Viveiro
Edición 2009>> Noticia
AVILA - 13 de julio

El director es la estrella


Cámaras de televisión, fotógrafos y periodistas rodearon al director de cine Vicente Aranda en Ávila, que posó amable y pacientemente hasta el inicio de la rueda de prensa. Ponente del curso Personajes de la literatura española llevados al cine, Aranda, que ha  trasladado a la gran pantalla  novelas de Juan Marsé, Manuel Vázquez Montalbán, Luís Martín Santos o Antonio Gala.


Comienza hablando sobre la relación entre el cine y la literatura, apuntando que "el 99,9% de las  películas americanas que vemos son adaptaciones, pero que, como en la mayoría de los casos lo desconocemos, las aceptamos como películas nada más."

"La novela de Marsé me dijo que todo el país qería cambiar su pasado"

Explica Aranda que a la hora de aceptar  una adaptación cinematográfica necesita "que la novela  me interese de alguna manera y que pueda tener una interpretación de la obra que voy a adaptar; de lo contrario, no lo hago, porque no me  provoca nada". Dice que ha rechazado  muchas propuestas, como Carmen, ‘un personaje que
me interesaba,que comprendía’  pero el productor proponía hacer una adaptación moderna con una Carmen actual, ‘y yo no la veía, ni me aportaba nada.  En cambio una Carmen de época me permitía una derivación acerca de esa época, de las circunstancias políticas y sociales que me ayudaban a entender lo que yo quería transmitir. Y es lo que he hecho con todas las adaptaciones’.

Las novelas le sugieren, le provocan ideas y pone como ejemplo  la obra de Juan Marsé La muchacha de las bragas de oro. ‘Me dijo a mí que todo el país quería cambiar su pasado, no sólo un individuo, y con esta idea inicié la película. La diferencia entre novela y película es, precisamente,  que tenía en consideración esta idea’. Cuenta Aranda que durante su realización estuvo pensando continuamente  en esa trascendencia, en el emblema de un personaje que representa a todo un país que quiere cambiar su pasado, ‘cosa que ni Dios puede hacer, porque el pasado es el pasado’. Confiesa  que fue una adaptación difícil pero está convencido de haberlo conseguido.

"Adapté la novela Prótesis, convertiendo una historia violenta en una de amor"

Pero la adaptación más difícil de todas fue la novela de Andreu Martín, Prótesis, que llevó al cine bajo el título Fanny Pelopaja. ‘Estuve durante varios meses reflexionando en el sofá -cosa muy importante para escribir guiones, más importante que la máquina de escribir porque  la máquina la utilizas solo un ratito-, y no me salía, era una historia que establecía una violencia muy exacerbada, inaudita, entre dos individuos, dos personajes masculinos’. Hasta que un día hablando con Andreu le contó una cosa insólita, que alguien le había dicho que en el fondo era una historia
de amor. ‘Entonces me fui a casa, le cambié el sexo a uno de los protagonistas y a partir de ahí, en dos meses, tenía  escrito el guión. Pero le tuve que cambiar el sexo aunque  no cambié los diálogos, quise hacer un experimento. Cada tarde le recordaba a los actores que se trataba de una historia de amor y acabó saliendo una historia de amor que se activa a través de la violencia’.

Dice Aranda que las películas reflejan el pensamiento de alguien, generalmente del director, pero puede ser el  operador, o la scrip…Incluso, asegura que si el director es malo,  es mejor que sea alguien del equipo el que introduzca su pensamiento en la película, porque ‘generalmente,  el equipo sabe como hacer una película’.

"Puede haber un director mal pero el equipo siempre sabe cómo hacer una película"

Cuando le han preguntado qué  personaje le gustaría llevar a la pantalla, Aranda no ha dudado en responder que Tirante el Blanco. ‘Durante mucho tiempo he ambicionado hacer Tirante el Blanco y finalmente lo conseguí, pero no con la medida que hubiese deseado. Me empleé muy a fondo, pero no hubo suficiente dinero para cubrir  todo lo que yo hubiese querido, no habían batallas, unas batallas necesarias para dar una dimensión épica del personaje, sobre todo, porque hacía falta el discurso que tenía que dar a sus hombres antes de luchar y que en la novela es genial’.

En ésta novela caballeresca de finales del siglo XV, escrita en valenciano por Joanot Martorell, las batallas de la novela son muy ingeniosas. En una de ellas el ejército turco está desplegado frente a  la ciudad y ha colocado  a sus caballos en primer término, dispuestos para la batalla. Intramuros,  200 de los hombres de Tirante masturban a 210 yeguas y cuando las tienen calientes, se las  echen a los caballos que se van detrás de ellas desbaratando al ejército turco. Entonces, atacan, no a la caballería, sino a la infantería y, naturalmente, vencen. Aranda intentó rodar esa historia pro no pudo hacerlo porque no había dinero.

"‘Traté de resolverlo de diversas maneras pero mi productor no me secundaba, no aceptaba mis ideas. Me fui a Marruecos y visité el rodaje de Ridley Scott, que tenía  una construcción de murallas impresionante. Le propuse a mi productor que enviara una persona a los Ángeles, se arrodillara delante del presidente de la FOX y le dijera  que necesitamos rodar en ese sitio. Ahorraríamos 600 millones o más porque podríamos conseguirlo por un alquiler a un precio módico. Pero no se hizo’.

¿Cuál es la clave a la hora de realizar una adaptación? Le han preguntado y  Aranda ha respondido ‘que tengas una interpretación que no tiene que ser necesariamente la que cree haber entregado el autor, una interpretación para poder hacer una película que sea tuya, que no sea una adaptación ilustrada. Yo huyo como del diablo de la ilustración de una novela, si  no tengo una idea que me es entregada por la novela mas allá de las intenciones del autor, no la acepto’.

Sol Polo


Filmografía

Vicente Aranda comienza en la  llamada Escuela de Barcelona que se
caracterizó por un cuidado de la estética que no existía en el cine
español. Director polifacético,  ha tratado distintos géneros, desde el
cine erótico al de terror.
En 1992 obtuvo un Goya a la Mejor dirección por Amantes y en  2001 Pilar
López de Ayala gano el  Goya a la mejor interpretación femenina
protagonista, por su  papel de Juana La Loca.

1964 - Brillante porvenir (codirigida con Román Gubern)
1965 - Fata Morgana
1969 - Las crueles
1972 - La Novia ensangrentada
1974 - Clara es el Precio
1977 - Cambio de Sexo
1979 - La Muchacha de las bragas de oro
1982 - Asesinato en el Comité Central
1984 - Fanny Pelopaja
1986 - Tiempo de Silencio
1987 - El Lute, camina o revienta
1988 - El Lute II, mañana seré libre
1989 - Si te dicen que caí
1991 - Amantes
1992 - El Amante bilingüe
1993 - Intruso
1994 - La Pasión turca
1996 - Libertarias
1998 - La mirada del Otro
1999 - Celos
2001 - Juana la Loca
2003 - Carmen
2006 - Tirante el Blanco
2007 - Canciones de amor en Lolita's Club



   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  Denia - Los XX Cursos de Dénia alcanzan un excelente nivel
  Plasencia - Plasencia despide la XX edición de los Cursos de Verano
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010