Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2008

Galeria de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Cádiz
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Palma
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Málaga
Mérida
Palencia
Plasencia
Pontevedra
Segovia
Tenerife
Vila-Real
Viveiro
Edición 2009>> Noticia
MADRID - 2 de julio

Maleta de alumna

Lucía: ropa campera, cámara digital y toda la curiosidad del mundo en la mochila


Ropa cómoda para disfrutar de la naturaleza, su portátil para llevar su cuaderno de campo, buen calzado y lo imprescindible: la cámara que nos lo enseña todo

 

Lucía Fernández López: veinteañera;  doble nacionalidad argentina y española;  medio planeta recorrido, unas veces por trabajo, otras por placer;  estudiante de Ciencias Ambientales en la Uned y alumna reincidente de cursos de verano. Este año se va a Molina de Aragón con la mochila llena de ropa cómoda, tecnología punta y ganas de aprender


Lucía en el lugar donde se siente más feliz, sobre una montaña y al borde del cielo
Nunca lleva la sonrisa en la maleta. La exhibe, ancha y amistosa, allá por donde va

Ha elegido el curso ‘La reconstrucción del paisaje: cambios climáticos y acción antrópica en el Alto Tajo’ que ha organizado el centro asociado de Guadalajara en Molina de Aragón. ‘Estoy en cuarto de carrera y, aunque no diesen créditos de libre configuración, que nos vienen tan bien, volvería a los cursos porque es el mejor modo de aprender’, asegura.
 
Su primera vez fue en un curso de Geoquímica ambiental aplicada. ‘No es fácil que alguien como yo, que trabajo como administrativa en una empresa privada y que hago una carrera sin más expectativas que el íntimo enriquecimiento personal, se encierre una semana  a estudiar. Por eso, si vuelvo es porque el curso respondió exactamente a lo que buscaba’.

Ni tacones, ni tabaco


El equipaje de Lucía cabe en una mochila ‘ligerita, para que no pese y se pueda llevar bien’. Seguramente irán de acampada, así que saco y esterilla serán complementos imprescindibles. La tienda, a compartir ‘con un par de compañeros de carrera’.
 
Camisetas, pantalones cortos y botas de campo, gorra, protección solar y poco dinero de bolsillo. Ni los tacones ni el tabaco tienen cabida en su macuto. Como le apasiona salir al campo, está acostumbrada a elegir las prendas más prácticas y versátiles, ‘de esas que ocupan poco y sirven para las prácticas de campo y para alguna salida por la noche. Que serán pocas porque acabamos agotados al final de la jornada’.
 
Ha quedado con sus compañeros, aunque no le importaría ir sola ‘como el curso anterior, que me organicé por mi cuenta y al final conocí a mucha gente interesante y me hice algunos buenos amigos y amigas. Como tenemos los mismos intereses, es muy fácil conectar: Disfrutamos del estudio sobre el terreno y por la noche, como mucho, un refresco en una terraza y una buena charla’.

Camping conectado a Internet

Lucía se declara ‘enganchada a Internet’, así que se llevará su portátil, incluso si va a dormir en la tienda de campaña. ‘ Lo dejaré en el coche, espero que bien seguro, pero es que sin él me siento algo perdida’ señala.
 
El otro pilar tecnológico que jamás relega es su cámara de fotos. ‘Soy aficionada a la fotografía y tengo una reflex digital que siempre va conmigo’.  Es su manera de registrar los mejores momentos vividos y disfrutarlos dos veces..
 
Durante el curso de verano recorrerán el paisaje de Molina de Aragón y estudiarán cómo lo ha ido modelado la actividad del hombre. Cada detalle será capturado por la cámara de Lucía y archivado en su ordenador, ‘Estoy orgullosa de mis cuadernos de campo fotográficos, me recreo en ellos y los visualizo tras finalizar el curso. Es una forma más aprovecharlo’.
 

Aida Fernández Vázquez

 


Saber por saber

 
Cuando Lucía se apuntó al curso de verano, no era seguro que diesen los dos créditos de libre configuración. Aún así, lo hizo. Casi pide disculpas por buscar el conocimiento por el conocimiento. ‘Ya se que parece raro’ –afirma- ‘ pero no  estudio para cambiar de trabajo o para que me asciendan. Lo que aprendo no tiene nada que ver con lo que hago a diario. Quiero saber más de lo que me importa y disfruto cuando lo consigo’.
 
Lo que no sabe Lucía es que, igual que ella, muchos estudiantes de la Uned declaran sentirse algo raros por su ansia de conocimiento, por dejarse llevar por el saber por saber. En realidad ese bagaje es el valor añadido de interés y entusiasmo que los hace diferentes y especiales dentro de la comunidad de estudiantes universitarios.
 
Durante la semana que va a pasar en Molina de Aragón, no se perderá una conferencia. Entre todas las programadas tiene una favorita ‘que por si misma ya justificaría la asistencia a todo el curso’.  Trata de biogeografía. ¿Y qué es eso? ‘Es la ciencia que estudia la evolución de las especies en paralelo con la evolución del paisaje’.
 
La curiosidad intelectual de Lucía no tiene fecha de caducidad. Ya sabe que cuando termine Ciencias Medioambientales seguirá viniendo a los cursos de verano, ‘porque aunque termine la carrera, no terminaré nunca de estudiar. En cuanto acabe ésta, empezaré la siguiente’. Hasta entonces y ¡buena suerte!
 
 
 
 
 


El blog de Lucía
   
   
  NOTICIAS RELACIONADAS
   
  Albacete - Cena de gala en la Roma del S. I
  Segovia - Filósofía en La Granja
  C.P. MADRID VI - Cuando llegue la libertad...
  Segovia - Tarde de estreno en La Granja
  Instituciones Penitenciarias - Asuntos de mujeres, en territorio de hombres
   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010