Portada
Todas las portadas
Sin Distancia 2008

Galeria de Fotos

FEDER
FEDER


Información General
A Coruña
Albacete
Ávila
Ávila MEC
Barbastro
Baza
Cádiz
Ceuta
Dénia
El Barco de Ávila
Gijón
Guadalajara
Instituciones Penitenciarias
La Palma
La Rioja
Les Illes Balears
Madrid
Málaga
Mérida
Palencia
Plasencia
Pontevedra
Segovia
Tenerife
Vila-Real
Viveiro
Edición 2009>> Noticia
PLASENCIA - 8 de julio

Mujeres diplomáticas en la Europa Moderna: oficio masculino, actividad femenina.

Damas nobles

El Departamento de Historia Moderna de la UNED  imparte durante estos días el curso “El arte de la Diplomacia en la Europa Moderna: un universo entre bambalinas ".

Según el director del seminario, Juan Antonio Sánchez Belén, “el objetivo primordial es la aproximación a la comprensión del universo diplomático de los tiempos modernos, cuestión que se viene esbozando en la más reciente historiografía”.


De esta cuestión se están ocupando investigadores y docentes procedentes de la UNED así como del CSIC y las universidades Complutense, Autónoma de Madrid y Politécnica de Valencia. En la segunda sesión, María Victoria López–Cordón, de la Universidad Complutense, habló sobre  el papel desempeñado por reinas, damas nobles  y espías en  las  relaciones internacionales de la España moderna.

Según la profesora, “las reinas fueron el centro de una intensa actividad diplomática, mantuvieron  una activa correspondencia con sus familiares y fueron permeables a sus intereses. Trascendieron siempre su espacio e intervinieron de manera muy directa en el ámbito público, asistiendo  en ocasiones al despacho junto con sus esposos, sin dejar  de ser por supuesto reinas cortesanas. El papel de alguna de ellas como Isabel de Farnesio, resulta especialmente destacado.”

Por otro lado, las damas se vieron solicitadas por nobles y embajadores que pretendían conocer lo que ocurría en el entorno del reina, cual era el grado de influencia sobre su esposo, o en que medida era conocedora o participe de sus decisiones. No faltan testimonios escritos de la Marquesa de Villars, en época de María Luisa de Orleáns, la primera esposa de Carlos II.

Pero, a decir verdad, pocas mujeres desempeñaron de forma reconocida funciones de agentes diplomáticos. Sin embargo, hubo muchas que figuraban en las nóminas de pagos de espías. En la segunda mitad del siglo XVII, la corte madrileña se convirtió en un lugar propicio para las actividades oficiales y oficiosas de algunas damas de biografías aventureras: María Manzini, Mme de Gudanes que se establecieron en Madrid y realizaron algunas  labores informativas para Luis XIV.

Según López-Cordón, "reinas y princesas, damas nobles o ennoblecidas, siempre se insertaron por el complejo tablero internacional y se mostraban deseosas de jugar en él , no sólo como sujetos pasivos  sino como activas forjadoras de compromisos , alianzas e intrigas que favorecían sus intereses".

 

Maria Dolores Orantos Miguez

 


   

© UNED Centro de Servicios Informáticos - 1995/2010